Juan Luis Hernández

Juan Luis Hernández

Oda a la banalidad

Cojeando –el tendón sigue recordándote que está ahí- logras acceder a una cafetería cercana. En el trayecto observas con envidia a aquellos/as...