Regular con eficacia el alquiler turístico de las habitaciones

Valorar:
Visto 66 veces

La intención de la Conselleria de Turismo de regular el alquiler de habitaciones en viviendas unifamiliares privadas constituye una medida de control de esta actividad, cada vez más extendida a través de Internet. Una prohibición total supondría dar la espalda a la realidad y fomentaría la economía sumergida. Se trata de regular este alquiler para que los propietarios obtengan ingresos y también paguen los impuestos.

Podrán acogerse a esta regulación quienes alquilen habitaciones durante 60 días al año, y no podrán alquilar por días o semanas, sino meses completos. Estas medidas favorecen al visitante de estancia larga, con mayor capacidad adquisitiva y alejado del turismo de botellón. Además, en los edificios plurifamiliares habrá que tener la autorización de la comunidad.

El alquiler por sólo sesenta días garantiza tranquilidad y menor saturación durante los otros diez meses del año. El alquiler a través de Internet se ha convertido en un fenómeno imparable porque los interesados -léase oferta y demanda- contactan con rapidez y sin dificultades.

El Govern del Pacte no puede prohibir esta actividad. Ahora se sabrá si la regulación que propone es acertada y eficaz.