Sa gleva

El vino y la climatología

|

Valorar:
Visto 46 veces

En la portado de «Es Diari», viernes 5 de enero 2018 sobre el vino de Menorca decía «el vino de 2017 será mejor en años pese a bajar la producción». En mi opinión precisamente en el hecho de bajar la producción de una forma climatológicamente hablando, encontraremos la razón de su mejor calidad.

Efectivamente, con una elevación de temperatura la uva sufre una mayor deshidratación, eso a la vez hace que el grano contenga menos caldo, lo que supone un incremento de azúcares que a la postre, dará menos vino pero de mejor calidad por su concentración de alcoholes. Dicho de otra manera, la mejora en calidad, está ligada a la menor cantidad de vino, lo raro sería que con las mismas cepas se consiguiera mayor cantidad y a la postre mejor calidad. Por esa y no por otra razón, los años de una década señalados con mejores añadas nunca son los años lluviosos donde la uva lleva más líquido, donde se consigue más vino, si no aquellos otros donde no llueve mucho y en consecuencia hay más días de sol. Eso los bodegueros menorquines estoy seguro que lo saben muy bien, porque con el vino como con otras cosas, cantidad y calidad no suelen ir de la mano.

Me alegro mucho de que en Menorca se esté consiguiendo buenos resultados en sus caldos, ya era hora que a la gastronomía menorquina le acompañasen los vinos elaborados en Menorca, y no creo que se tarde mucho y así lo deseo, que pronto se consigan reservas y grandes reservas de merecida nombradía y por supuesto añadas que nada tienen ya que envidiar al vino foráneo.