Dietario

Esas boquitas

|

Valorar:
Visto 218 veces

20-V-18

Excelente comida en Calasfonts con viejos amigos madrileños pertrechados con un gran bagaje político, y preocupados, aunque no obsesionados, por el tema catalán. Habitualmente es difícil poder hablar serenamente de ello porque el debate lo dominan las respectivas trincheras abanderadas con la emotividad a flor de piel. No hay puentes ni se perciben ganas de construirlos. Mi amigo, que ha ostentado importantes cargos del Estado no ve salida y atisba un futuro catastrófico (sic), aunque, apostilla, a veces una crisis total pueda propiciar soluciones inesperadas…. Se me atraganta la sirviola.

22-V-18

Lo de Cristina Cifuentes, los novios de Podemos y el show Zaplana tienen un interesante factor en común. La expresidenta de Madrid se erigió en abanderada contra la corrupción, su boca echaba espumarajos y predicaba la tolerancia cero; qué decir de los podemitas que en su día fustigaron al ex ministro De Guindos por la compra de un ático de un coste aproximado al de su chalé insepulto; y llegamos a Zaplana, relamido figurín de la aznaridad, azote de corrupciones felipistas y que ahora ostenta un escasamente digno record: de los catorce ministros del último gobierno Aznar, doce están con problemas judiciales de cierto fuste… ¡Ay esas boquitas!, mientras la del Gran Fustigador de corruptelas ajenas, don José María, sin decir ni mu…

Y hablando de boquitas, ¿veremos desaparecer algún día el arrogante (e irritante) rictus de la del portavoz pepero Rafael Hernando?, y por otro lado: ¿qué mueca dibujará en su cara Pedro Sánchez cuando explote la sentencia de los ERE, después de tanta alharaca justiciera?

23-V-18

Reconfortante reencuentro con viejos y queridos amigos en San Adeodato en el que la conversación política brilla afortunadamente por su ausencia. Son demasiados y demasiado hermosos los recuerdos compartidos como para estropearlos con una hipotética refriega política. Recuerdos, ay, cuya acumulación empieza a pesar en el adolescente de la vejez…

San Adeodato aparece con poca arena, bien hoy preciadísimo y en peligro de extinción según se contaba el domingo en «El País Semanal» según el cual, la arena es hoy el recurso natural más demandado del mundo, después del agua y por delante de los combustibles sólidos. Nuestra sociedad está construida básicamente sobre arena, y su comercio clandestino ya ha hecho desaparecer algunas islas indonesias… Ojo al parche.

24-V-18

Imposible sustraerse: la demoledora sentencia del caso Gürtel certifica la podredumbre de determinada casta política y la falta de credibilidad del mismísimo presidente del Gobierno. Nada menos. Y esta vez no se salvan ni las esposas…

Me llega una multa de 100 euros por circular hace cinco meses a 37 Km/h por Sant Climent en zona de 30… Pero bueno, es un caso aislado que se remite al pasado, ¿y quién no tiene una manchita en su historial? Recibo un whatsapp: «Sé fuerte, Pedrito». Asumo mis responsabilidades y pago. Pelillos a la mar.

26-V-18

Me despierto como en una nube tras el sublime «Rigoletto» de ayer en el Principal, ante un colorido auditorio de todos los pueblos de la Isla. Me cautivó la sobrecogedora quietud y silencio de la sala durante la representación, la sobrenatural voz del barítono mongol de nombre imposible y el no menos subyugante cuarteto de la «Bella figlia dell' amore». Me imaginé a mis padres, tíos y tías, incluso a mi abuelo de la Farinera, apasionados todos de la ópera, sentados en la platea en la misma actitud arrobada.

En el desayuno me pongo a tararear «La donna è mobile», y ante el desdén de la cónyuge, se la endoso a Allen quien, subrepticiamente, se aleja de mí. «Estoy ciego pero no sordo», parece decirme el decrépito (y desagradecido) chucho.

27-V-18

Tras la cálida celebración de los magníficos ochenta años de mi querido primo P, con performance al violín de «Un señor damunt un ruc» incluida, repaso la prensa dominical que viene tupida y con cierto aire melodramático de fin de época… excepto para el Real Madrid, tocado por unos dioses que se encargan de ir lesionando oportunamente a sus adversarios más peligrosos y a trastornar la mente de los cancerberos rivales para que confundan balones con mariposas. Surrealismo puro. Pero ganan y ganan y vuelven a ganar. Sic transit gloria mundi.

31-V-18

¿Cómo salir de la crisis de Estado?, se preguntan sesudos comentaristas ante la moción de censura de hoy. No debería haber otra que la de un mutis por el foro del presidente chamuscado, la convocatoria de elecciones y un cursillo acelerado de la clase política para aprender de una vez la teoría y práctica de las coaliciones. Pero no quiero pensar lo que dirán las boquitas de sus señorías estos dos días. En vez de coaliciones y pactos, fuego graneado y ni media disculpa ante los ciudadanos... ¡Cuerpo a tierra!