Supervan Family

Nuestra canción

| |

Valorar:
Visto 122 veces

Cantaron «Tu canción» porque el público así lo quiso. Cantaron bien. La puesta en escena estuvo bien. El vestuario bien. Qué deporte más inquino el nuestro de criticar hasta despellejar. Lo de participar en el concurso de Eurovisión no cuenta nada. O ganas o ganas. Esto es lo que les estamos enseñando a nuestros hijos. Si estudias tienes que quedar el primero, o de los primeros. No les enseñamos que también está la cara B, el fracaso y hay que saber gestionarlo como también premiarlo. Y sí, digo bien. Si su hijo ha estudiado, y lo ha visto usted con sus propios ojos. Se ha levantado varios días a estudiar, o quedado las noches para seguir estudiando y después a la hora d examen no ha salido como se esperaba, le van a ¿despellejar? Bastante presión personal lleva una persona para echarle más gas. Amaia y Alfred lo hicieron lo mejor que pudieron y de eso estoy segura, solo hay que verlos en escena.

Una vez el tenista manacorí Rafa Nadal tuvo que enseñar al mundo que no siempre se gana, que no siempre uno lleva el trofeo victorioso a casa. Y dio una gran lección. Siempre exigimos que la persona que va a competir lo haga impecable y nosotros ¿lo damos todo así en nuestro día a día? Somos entregados en el pareja, en la familia, en el trabajo, en los exámenes, en nuestro deporte, ... a veces no sale como nuestras expectativas dictan o nos gustaría. También está el fracaso, que hay que convertirlo en experiencia.

HACE POCO en el colegio de mis hijos hicieron una cursa popular para ayudar a una ONG. Y escuché a un chaval decir a su padre que no quería apuntarse porque sabía que le iban a ganar. Yo valoro el intento, el participar, el salir de la zona de confort y darlo todo, pero a veces sucede en la vida que estas cosas pasan, y hay que aprender a gestionarlas de la mejor manera posible. En seguida se responsabiliza a otros cuando no va bien la cosa, se buscan culpables, viene el arrepentiemiento. Canción sosa, melosa; Alfred no da la talla; la canción de Lo Malo hubiera mejorado en posición, o hasta ganado. Pues no se sabe. La cuestión es que hay que asumir la derrota y es bueno responsabilizarse de ello, y estudiar después lo pros y contra para mejorar. Pero nunca para flegelar y menospreciar. Para mí fue más criticable, y que ha pasado de puntillas el desplante que hizo Salvador Sobral a la ganadora Netta, representando a Israel con «Toy». Todo porque días antes el portugués dijo que era «horrible» la canción, y que si salía a darle el premio le haría una sonrisa falsa. El hecho es que ganó Netta, hizo la sonrisa falsa, y no mantuvo la pose ni la galantería de estar con la ganadora. Sobral hizo honor gráfico a la canción «Toy».