Sa gleva

Ser federalistas

|

Valorar:
Visto 78 veces

Dicen quienes lo saben que en el mes de febrero de 1873 el rey Amadeo de Saboya renunciaba al trono español. En medio de una gran inestabilidad social se proclamaba la Primera República española siendo el primer presidente Estanislao Figueras y Moragas.

Lo malo era que en algunas zonas de España andaban encandilados con el federalismo y, fíjense qué curioso, al frente se encontraba una Catalunya separatista. En una reunión tempestuosa del Consejo de Min,istros, el día 9 de junio de 1873, después de agrias discusiones sin que se vislumbrase la posibilidad de ningún acuerdo, el presidente señor Figueras, visiblemente harto exclamó: «Señores, voy a serles franco estoy hasta los cojones de todos nosotros». Y al instante, con las mismas, abandonó la sala. Al día siguiente, al ver que el señor presidente no hacía acto de presencia, los ministros Castelar y Pi i Margall, ordenaron que se fuera a su casa para que les dieran razón. La servidumbre les dijo que el señor Figueras había hecho las maletas para salir por Atocha hacia Francia. En su lugar fue nombrado presidente de la Primera República española Francisco Pi i Margall. De este rocambolesco episodio nacional, dos cosas llaman la atención: la huida del primer presidente de la República a Francia, donde tardó en regresar, fruto de un auténtico hartazgo, y lo de Catalunya, pues estando como estamos, qué quieren que les diga, parece crónico su afán separatista, donde parece que tanto les da ser republicanos como en 1873 federalistas. Todo les cuadra a esos pocos que viven en un sinvivir, siempre pendientes de separarse de España.