Sa gleva

Las serpientes muerden, no pican

|

Valorar:
Visto 55 veces

Es frecuente el uso equivocado del lenguaje cuando en prensa escrita o en televisión, no importa lo importante que sea el artículo o el documental, se dice refiriéndose a las serpientes lo tóxica que es la picadura de tal o cual serpiente, siendo lo cierto que en puridad las serpientes no pican, las serpientes muerden.

Los que pican lo hacen con su aguijón o con sus zonas urticantes, abejas, avispas, medusas, alacranes y otros animales que tienen radios o espinas venenosas, que al pincharnos con ellas podemos sufrir dolorosas, incluso letales consecuencias. Pero las serpientes, ya digo, tienen que abrir la boca y dar un mordisco para que su letal sistema pueda clavarse en alguna parte de su víctima y que la ponzoña llegue al torrente sanguíneo.

Otros animales mantienen sus bocas cerradas mientras inoculan su veneno. Dicho aún más claramente: si a una serpiente tóxica, por muy letal que sea como por ejemplo la mamba negra que vi cerca de Tsavo East National Park, se le cierra la boca para que no pueda morder, será más inofensiva que un corderillo; por el contrario, la mordedura de esta serpiente, la más tóxica de África, tiene como resultado que sea muy raro que quien sufre su ataque sobreviva. Algunos la consideran la más letal del mundo. Pero bajo ningún concepto pica, lo que hace es morder.