Sa gleva

La escoria de la política

|

Valorar:
Visto 50 veces

Creo que fue en el 2015 que Rajoy decía en Madrid que Ignacio González y Esperanza Aguirre eran el ejemplo de lo bien que gobernaba el PP la Autonomía madrileña. Halago parecido el que dedicó a Jaime Matas cuando dijo que él quería gobernar España como Matas gobernaba las Balears. En puridad conviene decir que de los desmanes de sus subordinados no tiene la culpa él, sino aquellos otros que acabaron haciendo de la política ‘capas y capirotes’; un medio rápido y descansado de enriquecerse a niveles verdaderamente obscenos. Eso aleja a la ciudadanía de los políticos.

Conservo en mi archivo un artículo demoledor sobre los políticos y sus forma de hacer política de Pérez-Reverte, dice cosas que te hacen pensar. Les anoto el correo para el curioso lector: «A ver si lo he entendido, presidente», www.infanguadiato.com. Creo que este escrito de Reverte es ya antiguo, lamento no haber archivado la fecha. De todas maneras, hay una opinión generalizada sobre lo harta que está la ciudadanía de las corruptelas de los políticos, de sus privilegios, del ejército de asesores que luego, como le pasó a Zapatero con la crisis, no fueron estos capaces de asesorarle de la que se nos venía encima. Pero hay cosas en las que no es menester ningún asesor, por ejemplo que la democracia la puede trastocar muy gravemente, la incapacidad demostrada por reiterada de erradicar la corrupción.