Sin flash

En un país multicolor

|

Valorar:
Nunca vista

Mesa redonda en el Ateneu sobre el Camí de Cavalls; con unos ponentes imponentes, el aforo completo y la presentación en sociedad de un grupo de jóvenes que aspiran a debatir y a participar en los asuntos públicos. No pasan del tema, afortunadamente. Me picó la curiosidad y para rascarme la curiosidad, asistí.

Según una hojita informativa, Menorca[a]Debat "és una associació formada per un grup de joves menorquins inquiets, actius i crítics…" de ideologías diferentes "però amb l'objectiu comú d'estar fortament interessats i amb la voluntat de voler formar part del desenvolupament present i futur de l'illa de Menorca". Solo con leer, ya me puse de buen humor. Los jóvenes transmiten entusiasmo, tolerancia, ilusión y además, inteligencia, que suele ser contagiosa. No hay nada como el individualismo, el colectivismo y el "Sálvame de luxe", para caer en diferentes estados de idiotez.

Como organizadores, tuvieron el acierto de juntar voces de juristas, responsables políticos, asesores medioambientales y empresarios turístico-comerciales. Todas las miradas son útiles para abarcar lo complejo. Y el tema lo es. Lo que empezó siendo una demanda autóctona y popular, se ha convertido en un producto de oferta turística, que se pretende promocionar globalmente. Como muchas cosas en esta vida, es cuestión de equilibrio. Armonizar diferentes sensibilidades, intereses, ideas y usos, no es nada fácil, aunque en algunos puntos exista un amplio consenso. La sensibilidad cuenta, y escuchar a otros que piensan de forma diferente, nos ayuda a moderar nuestra postura; mientras que escuchar solo a los que piensan como nosotros, nos radicaliza hasta ver "qui la diu més grossa".

El Camí de cavalls es muchas cosas, pero sobre todo, es un paisaje. Si vendemos el paisaje, éste con frecuencia se degrada, se afea o se destroza. No es lo mismo una playa virgen, que una playa con cemento y masificación humana. Esto nos lleva a reflexionar sobre la relación entre valor y precio. No deben confundirse. Cuando una cosa tiene un valor incalculable, decimos que "no tiene precio". Algunos piensan que pagando cantidades desorbitadas, incrementan el valor de lo comprado, pero a veces, pueden cagarla.

En la relación entre la oferta y la demanda, pagamos desastres por cosas que se deprecian; o muy poco, por algo que luego se revaloriza. Especular es "efectuar operaciones comerciales o financieras, con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones de los precios o de los cambios". Un atún rojo alcanza el récord de 1,3 millones de euros en Tokio y la supuesta Tizona del Cid Campeador, se vende por 1,5 millones de euros. (Imaginen la quijada de Caín). En 2011 la familia real de Catar, compró el cuadro de Cézanne, "Los Jugadores de Cartas" (1892/93) por 250 millones de dólares…

La competencia sobre el Camí, es del Consell Insular. Pero sin el apoyo de todos, se hace demasiado incierto el camino. Disfrutarlo sin desvirtuarlo, es el reto que tenemos por delante. Andrés Iniesta, en una reciente entrevista, dice: "Lo importante no es llegar al éxito, es disfrutar del camino" Al Camí de cavalls y a Menorca[a]Debat, se les podrían aplicar aquellos versos de Machado: en una isla de 220 Km. de perímetro, se ha hecho y se puede seguir haciendo, un bello camino al andar.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.