Dietario

Así a bote pronto

|

Valorar:
Nunca vista

3-I-13
La báscula gime. Las nubes se ciernen sobre el ullastre. El viento ulula salvajemente. Es enero. Pero aún quedan los Reyes Magos para abrillantar los ojos de Inés. Y el domingo vuelve Messi. Y el lunes tendré un año más… ¿Y Ello?, ¿ la Cosa? Sí, el país, el mundo, la nueva deidad del Mercado, la hache incorrupta, el frenesí de rotondas, ¡qué pereza de retorno a la normalidad tras el paréntesis  entrañable!

4-I-13
Aprovechando el tiempo más bonancible persigo palomas con mi nieta en la Explanada sin ningún atisbo de vergüenza, y porfío por enseñarle a decir es port de Mô como desiderátum de belleza hogareña. Bajo con ella y me señala al frente mientras balbucea mira, avi, s'illa del Rei. ¿Cabe mayor plenitud en medio del marasmo?
Por la noche, otro rey también balbucea en la pantalla con parecidos fallos sintácticos y prosódicos a preguntas tan grandilocuentes como inanes, con  un momento estelar al responder "así, a botepronto" a una cuestión tan insustancial como las otras, en un  vano intento de simular espontaneidad. Todo acartonado y decimonónico. Una buena ocasión para haberse callado como en su día le mandó campanudamente al hoy agonizante Chávez.

5-I-13
Mirada al exterior. No puedo seguir evadiéndome de la cruda realidad. Y me agarro a lo poco bueno que han ofrecido estos días los noticiarios, el acuerdo fiscal en Estados Unidos propiciado por Obama contra y a pesar del fundamentalismo anti impositivo de  los republicanos. Evita (aplaza) una nueva recesión y plantea una pregunta clave: ¿Es posible otra política?, ¿lo va a ser en Francia? ¿Es factible, todavía, la socialdemocracia en un solo país rodeado de territorio hostil?
 Parece que en el norte de Europa sí, pero son pocos e inusualmente educados. De entrada, el impuesto  francés del 75% a las grandes fortunas, claramente confiscatorio, espanta a Obelix Depardieu que se echa en brazos del zar Putin en una pirueta fantasmagórica… Veremos qué sucede con el plan de empleo juvenil  de Hollande, todo un test. De momento sólo a Obama parecen salirse las cuentas con iniciativas socialdemócratas de estímulo fiscal. Mejora el empleo y no se desboca el déficit.  Son buenas noticias para quienes creemos ¿ilusamente? en la iniciativa política para limar desigualdades.

6-I-13
Mientras los regalos esperan la llegada de la pequeña, bajo al puerto con Tronya y Allen. Nos paran unas señoras inglesas con las que departo de perrerías, todo muy british, no en vano los ancestros de los canes reposan en la Pérfida Albión y su nombre genérico es inequívoco: west highland white terrier.  
Observo los restos de lo que para mí siempre ha sido Sa punta d'es rellotje (ayer, en plena cabalgata, un lector me decía que la tal punta está en otra parte del puerto) y pregunto a R., otro nativo del puerto, señalándole donde estaba "la punta":
-Sí, esto era, sin discusión la del Rellotje -me dice.
La realidad es que ya no está ahí una parte sustancial del paisaje de Cala Figuera.

7-I-13
Leo en La Contra de "La Vanguardia" que a los romanos les pirraban las rubias y que ellos también se depilaban de arriba abajo como nuestros metrosexuales de hoy. Y sus mujeres  no se quedaban atrás en pijerío con gran variedad de aceites y ungüentos, a lo que voy a añadir una aportación de oftalmólogo: se aplicaban en los ojos un remedo de colirio que llamaron belladona, que todavía utilizamos para dilatar las pupilas, y que confería a sus miradas un aura seductora aunque no menos cegata. ¿Empezaría así la decadencia del Imperio Romano?... Hoy día también se advierten inquietantes síntomas de regresión en esas legiones de zombis tecleantes, embutidos en auriculares, farfulladores de mensajes sincopados… ¿Vendrá por ahí el apocalipsis?

9-I-13
Recibo otro requerimiento (el goteo es incesante) de una persona por la que siento afecto, para que me incorpore a su grupo de amigos en tal o cual red social, proposición que rechazo  tecleando compulsivamente "eliminar". Y es que me agobian esas marañas informáticas exhibicionistas. He intentado varias veces salirme de ellas (sin llegar a saber nunca cómo entré), pero eso parece más difícil que apostatar de una religión, que ya lo es, me dicen. Desisto de todo esfuerzo y pido a mi bienintencionada comunicante  que respete mi marxista deseo- de Groucho, claro- de no formar parte de un club que tiene la desfachatez de forzarme a ser socio.

10-I-13
No corren buenos tiempos para la Cultura. La superficialidad, el entretenimiento, la banalidad, van sustituyendo implacablemente a la reflexión, la argumentación y la creación artística. Y por si fuera poco se nos van  sus fieles servidores, los últimos mohicanos de la desinteresada militancia cultural. Primero fue el siempre dulce Ángel Midsuf y ahora ha sido el entrañable "Gafas", José Miguel Vidal, un homenot de un tiempo que se nos escurre entre los dedos.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.