Una cosa es predicar y otra dar trigo

|

Valorar:
Nunca vista

Los responsables del actual gobierno se quejan de que han encontrado lar arcas de la Hacienda Pública más exhaustas de lo que pensaban. Seguramente es verdad, a tenor de lo que acaban de encontrarse en Valencia, con una ruina económica que probablemente se inicia en tiempos de Zaplana y culmina con Camps. El gobierno Rajoy ya sabrá a estas alturas que la Comunidad Valenciana es la más endeudada de España, y posiblemente también sepan que esta Comunidad lleva precisamente varias legislaturas consecutivas gobernada por el PP. No parece que se haya aclarado del todo que, al no poder hacer frente a los pagos, la Comunidad Valenciana haya sido socorrida deprisa y corriendo por el Gobierno Central.

El Sr. Rajoy ya debe de saber a estas alturas que once de las diecisiete comunidades autonómicas están gobernadas por el PP, y no sé, si en un lapsus lingue o por buena fe, dijo el Sr. Rajoy el otro día, que dónde se ha generado el desfase del 6 al 8% del déficit público, es precisamente por culpa de las autonomías, ¿los presidentes autonómicos no les informan a ustedes? Pues deberían, porque si no ustedes echan la culpa a quien no la tiene. Dicho lo cual, conviene que no nos hagamos adictos al y tú más, que aquí gastar, mejor dicho despilfarrar, han despilfarrado los unos y los otros. Si usáramos aquello de que el que esté libre de despilfarros como partido político, que tire la primera piedra, creo que nadie cogería ni una sola de las piedras que le liberan.

El Sr. Rajoy y su gobierno, sabían cómo estaba el patio o deberían de haberlo sabido, porque estaban en la mejor posesión para tener claro este tema, salvo que ahora descubramos, que vivían ustedes en otro país, porqué queda muy feo decir, que son unos recién llegados, ya que experiencia no les falta.

Tampoco creo que ignoren que el paro en vez de remitir va a aumentar en 2012. Probablemente entre 400.000 o 500.000 parados más. Sí Sr. Rayo, sí… el paro desgraciadamente aumentará, y ahora, más que útil va a ser una bofetada en propia cara aquello de “cuanto peor ,mejor”.

Si le echamos una ojeada a la hemeroteca de “Es Diari” para que nos socorra, acabaremos por encontrar un artículo donde hace más de una año, dejé en estas páginas escrito que la crisis iba a ser, con mucha diferencia, peor que aquélla del 29’ en América. Me acordé de los 7 años de vacas flacas de Egipto y dije sin querer decirlo que nuestras vacas flacas durará más de 10 años, y como es verdad que “el que no está acostumbrado a bragas las costuras le hacen llagas”, acostumbrarnos a lo malo nos costará, nos está costando ya mucho, porque es condición humana la facilidad con que nos acostumbramos a pasar del pan solo al pan con jamón. Lo “chungo” es pasar del pan con mucho jamón al pan con pan.

El Sr. Rajoy no ha tardado mucho en descubrir que una cosa es predicar y la otra dar trigo: ha subido los impuestos, se ha encontrado ya con ministros que dan versiones diferentes del mismo asunto; está viendo cómo tampoco las medidas que ha tomado, aun siendo muy duras, de momento no han creado un solo empleo. Una cosa son las ilusiones y las buenas intenciones y otra cosa muy distinta el resolver esa ecuación de que los bancos en vez de andar pidiendo dinero, lo faciliten a los empresarios; que los empresarios se sacudan el pánico que tienen a crear puestos de trabajo y que dejen ya de una vez, de aprovechar la situación, para reducir por encima de los límites admisibles sus plantillas, y que al final el Gobierno, se encuentre con la sorpresa agradable, de que recauda más que gasta, sin que para eso, el personal no tenga que estar pasándolas moradas.

Conviene que el PSOE tenga claro por qué perdió las elecciones, y entre otras causas, ahora mismo les digo, que su debacle electoral les ha sobrevenido encima por dejarnos el paro que nos han dejado y la economía muy cerca al desastre. Claro que, también se supone que el PP ha ganado las elecciones por qué nos hemos creído lo que decían, cuando afirmaban que ellos sin subir impuestos ni lesionar las pensiones, podían arreglar la situación. De momento, ojalá que sólo sea de momento, estamos peor que estábamos en cuanto al número de parados y la personal situación económica de los trabajadores. Valencia es un claro exponente de cómo han ido los despilfarros de este país. Quizá sería más correcto decir de cuáles son los males y cuáles sus orígenes, y aclararnos el intelecto para tener la dignidad de poder decir, que no era solo al PSOE a quien no le salían las cuentas.

Está claro que ni el gobierno de antes ni tampoco el de ahora, tienen una fórmula mágica que corrija la crisis, lo que sí tenía el gobierno anterior es lo mismo que tiene el actual, posiblemente aumentado, que todo estos platos rotos los van a pagar los de siempre.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.