La anarquía de los salarios de nuestros representantes políticos

|

Valorar:
Visto 2 veces

Será una coincidencia, no digo que no, que en plena efervescencia del caso Urdangarín (por cierto, ya recordarán que les dejé dicho en estas mismas páginas que iba a ser imputado) vaya la Casa Real y publique justo ahora sus ingresos y sus gastos, después de tres décadas de silencio sobre este aspecto crematístico de nuestra monarquía.

Lo primero que me ha llamado la atención es lo que gana el Rey. Para ese análisis, en mi opinión, es fundamental las comparaciones porque el sueldo del Rey puede ser poco, puede ser normal o puede ser mucho, según con qué sueldos lo comparemos.

Viendo lo que ganan en España algunos y algunas me parece que el monarca gana poco. Además conviene darle un repaso a la rentabilidad del salario que se percibe y en mi opinión, el salario del rey estaría bien rentabilizado. Por otro lado, conviene también ver el sueldo de otros jefes de estado europeos. Tenemos Alemania con 272.340 euros.

Francia 240.000. Italia, 239.181. Grecia, 280.000. En España 140.519 brutos al año, más otros 152.000 en concepto de representación. Si bien desde otro punto de vista diríamos que la monarquía española tiene un presupuesto total de 8.434.280 de euros.

Por seguir comparando sueldos y hacerlo también desde un prisma meramente político para homogeneizar más el ejemplo, resulta que el presidente de la Generalitat catalana, muy Honorable señor Mas, don Artur, cobra 144.030 euros, es decir, 3.511 euros más que el rey. La señora botella, doña Ana, alcaldesa de Madrid, cobra 101.987 euros, es decir, 38.532 menos que el rey, aunque curiosamente cobra 12.344 más que la presidenta de la autonomía madrileña, señora Aguirre, doña Esperanza, que cobra 89.643. Algo verdaderamente notable dentro de los sueldos que pagamos los españoles a nuestros representantes políticos es el sueldo del Presidente del Gobierno. El sueldo del señor Rajoy, don Mariano, asciende a 78.185 euros, es decir, 23.802 menos que la señora Botella. O 65.843 menos que el presidente de la autonomía catalana.

Tampoco me parece necesario seguir mareándoles a ustedes con más números de los que ya les anoto en este trabajo. Seguramente les bastará para que se den cuenta cabalmente por lo menos de una cosa: los salarios de nuestros políticos son un monumento a la anarquía más disparatada. Sólo fíjense en el salario del presidente del gobierno con el de muchos alcaldes que cobran bastante más que él, y eso convendrán conmigo que es un puro disparate. Pero es que abundando en el ejemplo, resulta que incluso dentro del propio parlamento, el presidente del Congreso del los Diputados y el Presidente del Gobierno, tienen sueldos completamente distintos. El Presidente del Congreso tiene un sueldo de 107.832 euros, es decir, 29.647 euros más que el Presidente del Gobierno. Lo dicho, un verdadero despropósito.

Dicho todo esto, déjenme añadirles abundando en el despropósito, cómo se puede congelar un salario mínimo de 641,40 euros teniendo los sueldos que tienen nuestros políticos.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.