Xerradetes de Trepucó | El Trocadero y sus aledaños

Familias renombradas de la calle Santa Catalina

|

Valorar:
Visto 79 veces
preload

Verano de 1960, parte de la calle de Santa Catalina. La moto especial del guitarrista Nieto, frente al bar Miami. A la izquierda, el carro de la carpintería de Nito Benejam i es valencianet. Magdalena y una amiga. (Archivo M. Caules)

06-11-2015

En este jueves de enero, víspera de Reyes, la siembra de cereales y legumbres continúa. También los productos de primavera, entre ellas la del trigo, aconsejadas por el mayoral, debe ser en las variedades de ciclo corto.

Quica, aprovechando que no llueve, de buena mañana baja al huerto preparando las camas calientes a los semilleros. Mientras Nina y el hijo de l’amo abonan las tierras para las leguminosas.

Los conejos se hallan en plena producción y las gallinas terminan ya la muda. Dice Praxèdies, no olvide de citar que suelen terminar las ovejas la paridera.
Hace años, dejamos de bajar a Mahón para recibir a los de Oriente, quedando junto al fuego. Mientras unas hacen labores y otras juegan al parchís. Guideta se ha puesto en contacto con el cuaderno que habla de los habitantes de su calle, la de Santa Catalina. Llamándome la atención, no lo hace por riguroso orden, decantándose por 1873. Una vez más, su intención es satisfacer a un grupo de jóvenes, demostrando que la juventud no es tan pasota, como algunos creen. Son sensibles al pasado y de disponer de mayores en su entorno pueden aprender de cuantos vivimos otra época.

A veces, pienso que jamás fui una chica petita. No culpo a mis padres, pero analizada la cosa observo que me trataron como a una chica mayor. Hablando de unos y otros, y no en plan de chafardeo, antes bien todo lo contrario, siempre fue en tono de amistad, de alabanza sacando a relucir sus mejores cualidades.

Es fácil comprender conocieran tot es poble. Mientras Gori se había desenvuelto entre militares, pescadores gent de moll, entrando a formar parte del entorno de don Rafael Roselló, en los momentos que el automóvil formaba parte para determinar las clases sociales, lo que hizo que el hijo menor des saguer se relacionara con la llamada burguesía, y es senyors de lloc al paso del tiempo, su pasión por industrializar los maestros de obras, la payesía, bisuteros, etc. le harían popular, sin olvidar su época de pirata del Mediterráneo, 1936-1939.

Mamá Teresa procedía del comercio, su padre Diego Valverde Haro fue fundador de una lechería en la calle de Cardona y Orfila número 6 de nuestra ciudad. El primero en la isla que hizo la recogida en las fincas motorizado, con un camión Chevrolet, que funcionaba a gasógeno.

Valverde, natural de Purpil (Almería) y destinado a nuestra ciudad, pertenecía al cuerpo de carabineros, según mis datos llegó a nuestra ciudad junto a su esposa Dolores López Carmona, de Adra (Almería) con siete hijos. María, Josefa, Diego, Ángeles, Teresa, Pedro, Francisco. Mas tarde nacerían, Cristina, José y Juan.
Hubo dos niños más que fallecieron al poco de nacer.

En 1917, la familia Valverde López se instaló en la plaza de San Roque 1, donde todos conocimos la peluquería Mi Salón, con la particularidad de que aquella casa esquina con la de Santa Teresa, disponía de los altos, siendo años más tarde cuando la casa quedó dividida en dos, baixos i alts.

Y porque mi barrio fue muy importante para mí. Y porque mi calle fue una parte de cuanto tiene que ver con el recorrido de mi vida, me dedico en cuerpo y alma en intentar saber de ella, de quienes vivieron en aquellas casas de planta baja que a lo largo del tiempo se fueron trasformando, encontrándome con gratas sorpresas. Entre ellas, que siempre se encontraron vecinos procedentes de Fornells. Otra curiosidad, que por lo visto se estilaba, bautizar a sus hijos con los nombres de los vecinos una vez haber respetado los de los abuelos y tíos.
En 1873, en el número 4, actual Hostal Restaurante La Isla, se encontraba una escuela de barriada, que con los años pasaría a la esquina de enfrente, esquina con la del Carmen.

El profesor, José Dailina Costa, natural de Barcelona. En el padrón se encuentra Mariana Manzano García y dos hijos de esta, Josefa Arias y Fernando Verja.
Sus vecinos del 6, bajos. Francisco Cardona Orfila, zapatero, su mujer Catalina Pons Pons y sus hijos, Catalina, Maria, Antonio y Esperanza.

En los altos, se encontraba, Maria Capó Gomila, de 19 años.

Número 8, vacía. En el 10, María Borrás Bagur de 63, y su hija Mariana Fiol.

En el número 12, la familia que con el paso del tiempo llegaría a ser muy importante, Pedro Ballot Selabre, zapatero, casado con Catalina Taltavull Taltavull (pariente de mi abuelo paterno) Con cinco hijos. José, Pedro, Jaime, Juan y Mariana, esta de 2 años, el mayor contaba 13. El matrimonio Ballot Taltavull, fueron los ¿abuelos? d’en Bellot del Orfeón Mahonés.

Sus vecinos del 14, Andrés Sena de 85, Sebastiana Anglada González de 31 y su hija Rosa de 6.

Esperanza March en el 16 y en el 18 Jaime Pons Cardona, marino. Mariana Pons Fiol y sus hijos Miguel, Catalina, Jaime, Juana, Juan, Bernardino y Mariana.
Santa Catalina 20. Juana Aragonés Ponsetí y su hija María Salas. Y en el 22, Jerónimo Quintana Carreras, trabajaba en el campo (era missatge), nacido en 1825 casado con Águeda Carreras Pons y sus hijos: Pedro 17, Susana 14, Águeda 10, Margarita 8 y Rafael 6. (Por la coincidencia de nombres propios y apellidos, creo se debía tratar de la familia paterna de mi querida y siempre admirada Juana Quintana, recién llegada al cel ya que no dudo se encuentra en el, junto a su querido Xavi, el niño que jamás pudo admitir partiera de su lado. Juana fue la esposa, la madre y abuela que cualquier ser humano desearía tener. Descansa en paz.

Donde todos conocimos a don Agustín Doménech Landino, en 1873, vivía el presbítero Juan Anglada Bals (8-6-1809) en el mismo domicilio se encontraban, Águeda Pons Serra de 46, Ana Victory Expósito de 17, Juan Soliveras 73, José Domingo Vives 40 (empleado).

A continuación, Margarita Preto Navas la encontramos en el 26. Nacida en Villa-Carlos 1804. Sus hijos Tomas Palliser de 23 zapatero, Margarita Palliser Preto (tendera) la hija de esta Maria Manent de 20 nacida en Villa- Carlos. Su otra hija, Francisca de 27, casada con Juan Mercader, madrileño y músico de la banda militar y dos hijitas una de 2 años y la pequeña de meses. Margarita y Carolina. (Ignoro si fue Margarita Palliser Preto, la primera tendera del lugar, com a botiga de comestibles.

26 A.-Juan Lluch Andreu (matriculado) de 82 años. Su hijo del mismo oficio, Miguel de 39 su esposa Maria Castell Escarnaverino y dos hijos, Maria de 10 y Miguel de 4.

Nos encontramos con el caserón rotulado con el 28, esquina san Sebastián, actual bar Miami. Donde residían José Ortega Hernández (marino), su esposa Mariana Pons Coll, ambos de 45 años, y dos hijos. Baltasar 11 y Mariana 6. El abuelo materno Antonio Pons Juli de 81 y otra hija de este de 41 Antonia Pons Bou de 41. (Todos recordamos a Baltasar Ortega, en su fábrica de platería de la calle de la Infanta, nuestros mayores nos hablaron del padre de este uno de los berguineses mas importantes del puerto de Mahón). A continuación, una parcela sin edificar, que debió ser uno de los muchos huertos que se encontraban en la mayoría de calles, que por aquel tiempo se iban urbanizando.

A continuación la número 30, donde vivieron mis abuelos y mi padre, pero esto sería muy posterior. En el tiempo a que me refiero eran sus habitantes Antonia Taltavull de 68 años y su esposo Cristóbal Thomas Lliñá. En el 32 su hijo Cristóbal Thomas Taltavull (16-4-1826) y su esposa Juana Sitges Taltavull, ¿eran primos carnales? Y sus hijos Cristóbal de 4 y Micaela de meses. (Este fue el abuelo paterno de Rosita Crespi y Marita Palmer) Micaela falleció a los pocos meses, siendo de nuevo padres de un niño al que llamaron Juan.

Es de interés conocer el dato que doña Juana Sitges Taltavull, tenía una hermana, Maria (nacida el 1851, falleció el 11 de abril de 1929) contaba 78 años, ya era viuda d’en Serra. Fue la abuela de mi admirada y conocida María Luisa Serra Belabre. Los abuelos de esta vivían en la plaza del Príncipe 25 de nuestra ciudad, donde nacieron las dos hermanas Mª. Luisa y Carmen.

Cuando doña María Sitges Taltavull se casó con Serra, este era viudo con dos hijas, Práxedes y Francisca Serra Victory. El nuevo matrimonio tuvieron dos hijos, Juan (que fue el padre de Mª. Luisa) persona que conocí muy bien por ser íntimo de Gori. Y una hija, Maria. Fueron los yernos Francisco Bisbal y Maria Belabre. (Hija de un cochero galera, de las que se dedicaban al trasporte de pasajeros ).

Aprovecho anotar la fecha de nacimiento y fallecimiento de Mª. Luisa Serra, atendiendo varias peticiones que se me han hecho, con motivo del año que se le ha dedicado.

(Vino al mundo el 21 de julio de 1911, falleciendo el 19 de noviembre de 1967).

No es extraño que mis abuelos paternos pasaran a residir en la casa nº. 30, si se tiene en cuenta el parentesco con sus propietarios.

Juan Pons Pons, pescador y dos hijos, Catalina de 14 y José de 8. Residían en el 36. Y en el 38, Antonio Rodríguez Moyano, natural de Málaga de 38 años.
–––
margarita.caules@gmail.com

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.