Editorial

Más variaciones en torno a la variante que no llega

Valorar:
Visto 2 veces

Los plazos se pisan unos a otros y a estas alturas es difícil dar credibilidad a las razones que se aducen para justificar unos retrasos sencillamente impresentables.
La construcción de la variante de Ferreries sigue siendo uno de tantos proyectos que acumulan demoras a golpe de declaraciones políticas que se limitan a fijar nuevos plazos para el inicio de las obras.

El conseller de Movilidad, Damià Borràs, aseguró el lunes que se está pendiente de que el Ministerio de Fomento autorice la encomienda la gestión al Consell insular para poner en marcha los trabajos previos de la variante. Ayer martes se ratificó que la mencionada encomienda todavía se está tramitando, según expone la ministra en respuesta a una pregunta del diputado Juan Carlos Grau. Y otro dato: Albert Moragues afirma que el Govern no está conforme con el trato dispensado por Madrid en cuanto a los convenios de carreteras. Se suceden las declaraciones, las preguntas y las respuestas. Forma parte del trabajo de los políticos. Pero pasan los meses y el proyecto de la variante de Ferreries sigue sin ejecutarse. La desconfianza hacia la clase política halla en estos casos una total justificación.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.