Editorial

Crisis económica, todo el mundo a la defensiva

Valorar:
Nunca vista

En medio del desconcierto generado por la crisis económica, no han tardado en surgir las propuestas partidarias de una clara vuelta al proteccionismo como vía para salvar parte de los muebles.

Si el libre mercado ha sido y es el sistema aceptado por la inmensa mayoría de países para mover la economía mundial, la evolución de una crisis como la presente no debiera utilizarse como pretexto para volver a implantar las barreras del nacionalismo y encerrarse en espera de que escampe. Situarse simplemente a la defensiva no resolverá el problema de fondo. La sugerencia hecha días pasados por el ministro Miguel Sebastián al recomendar el consumo de productos españoles para evitar que miles de trabajadores incrementen las listas del paro duró apenas un par de telediarios. Las tentaciones proteccionistas, presentes asimismo en el país de Barack Obama, dan pie además a peligrosas manifestaciones xenófobas, como ha ocurrido en Gran Bretaña.

Saltarse las recomendaciones de la cumbre de Washington sólo contribuirá a retrasar la superación de la crisis. Y en el caso de Europa, es evidente que retrasará considerablemente el fortalecimiento de una UE hoy día aún muy debilitada.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.