Editorial

Una llamada a la unidad y dejarse de dimes y diretes

Valorar:
Nunca vista

El Foro Abierto del PP, clausurado ayer en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid,   habrá servido seguramente para levantar los ánimos de un partido muy necesitado de renovar una apuesta de credibilidad cuando atraviesa una etapa de dificultades y desencuentros en su cúpula dirigente.

El presidente Mariano Rajoy no quiso referirse expresamente al caso de espionaje político del que se habla en la Comunidad de Madrid, pero sí reclamó responsabilidad a los militantes del PP puesto que "no podemos permitirnos el lujo de distraernos de lo realmente importante". La profusión de datos en torno a una supuesta trama de espionaje que habría actuado básicamente en el seno del PP de Madrid daña la imagen del partido y, además, pone de nuevo sobre la mesa la lucha interna por el poder, las lealtades y traiciones de dirigentes que siempre procuran transitar por vías de influencia política. Manuel Fraga desmiente la existencia de una red de espías y atribuye esta situación a los dimes y diretes que se dan en todos los partidos. Con o sin espías, está claro que al PP no le interesa entretenerse más con esta historia. Este partido tiene que ocuparse de problemas muchísimo más importantes.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.