Uep!

No bastan los detalles

Valorar:
Visto una vez

JB Marquès
La agencia Efe señalaba el otro día que la limusina presidencial de Barack Obama es un tanque con ruedas. Aludía, claro, a las características y dispositivos de seguridad del Cadillac presidencial -en realidad existen varias unidades- en el que efectuará sus desplazamientos el flamante presidente de Estados Unidos.

Los lectores poseen ya una minuciosa información sobre el blindaje de los vehículos del presidente Obama, el peso, el grosor de los cristales, la potencia, la dotación del sistema de comunicación con el exterior y otros datos de curiosidad ciudadana. Sin embargo, más que saber los detalles de estos coches y cuántos policías custodiarán a diario al presidente son de mayor interés otras cuestiones. Más allá de gestos y frases para la galería, importará valorar los compromisos de Obama, cómo gobernará, la capacidad de su equipo de colaboradores, hasta dónde alcanza su poder de convicción ante el pueblo estadounidense y ante la comunidad internacional, su eficacia para salir de la crisis económica, qué cambiará en la política exterior y cuándo aparecerán las primeras frustraciones.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.