Editorial

El presidente Bush sale por la puerta trasera

Valorar:
Nunca vista

Le juzgará la historia y es previsible que sea bastante severa. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dio ayer su última rueda de prensa como tal. Bush se despide y  su propio mandato le lleva a marcharse por la puerta trasera.

Consciente de que Estados Unidos y el mundo están pendientes de la toma de posesión, el próximo día 20, de Barack Obama, el todavía presidente ha insistido en sus advertencias sobre el terrorismo y en la actitud de los países que según él integran el eje del mal. Las respuestas de Bush no han aportado novedades sustanciales; y en cuanto a la crisis financiera de su país que contagió a la economía mundial, traspasa sin más el problema a su sucesor. El presidente saliente ha tenido al menos la sinceridad de reconocer algunos sonados errores cometidos, desde la "misión cumplida" al poco de la invasión militar de Iraq a los fallos para afrontar el desastre causado por el huracán Katrina.

El presidente Bush abandona la Casa Blanca y es probable que el pueblo estadounidense quiera pasar página cuanto antes. Ha apostado claramente por el cambio y por el programa cargado de esperanza que brinda Obama.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.