Cartas desde Barcelona

Plegaria del 'debería'

Valorar:
Nunca vista

Dino Gelabert
¡Zas! Se acabó la Navidad. Y yo con estos pelos. El tiempo no tiene corazón, ni alma, ni razón que lo ampare. Ni excusas, si se me permite. Siempre viene sin avisar y se marcha sin despedirse. Y aquí estoy yo, a lomos de un montón de toneladas de acero, plástico y azafatas simpáticas, resumiéndome en mis palabras y en un puñado de nervios. Nunca se me ha dado bien volar.

Comparto asiento y retraso con un buen número de estudiantes que regresan, como el que firma, a Barcelona. Cada uno tiene su propio dilema. El mío es marcharme de casa con la sensación del caminante, si Machado me lo permite, que nunca ha llegado a ningún lugar. A mi alrededor, a primer golpe de oído, el problema está en que las vacaciones han pasado volando y muchos tienen la sensación de que han perdido el tiempo, porque no han hecho sus 'Cuadernos Santillana' o cuales sean los deberes que les mandan para fiestas sus respectivas universidades, con sus profesores y sus doctores doctorados en 'nosequé'.

"Debería haber estudiado Derecho II", solloza una chica. 'Sí, deberías', pienso yo. Un chico alto y con gafas opina que "debería haber empezado el proyecto", mientras resopla y reconoce que esta noche no va a dormir. '¡Ja!', para mis adentros. Ya estamos con las plegarias del 'debería', el recurso del que no ha sido lo suficientemente maduro para ser consciente de la lista de tareas que tenía y dedicarle el tiempo que precisaban. Y como éstos, en el avión se oyen una docena más de 'debería'.

Además, si se escucha, en lugar de oír, se aprecia como es una reacción en cadena. Un estudiante se lamenta e inmediatamente otro se hunde misericordiosamente con él en esa especie de miseria de plástico barato, para darse ánimos mutuamente. Y aparece un tercero, y un cuarto? Realmente da un poco de lástima. Por aquello de que en ocasiones se quiere ser muy adulto, como para irse a estudiar fuera, cuando se es tan sólo un niño, incapaz de afrontar un sencillo 'maldecap'.

Siendo sincero, un ejercicio que recomiendo a cualquiera, yo no he hecho ninguna tarea de las que me propuse. Ni he estudiado, ni he hecho el trabajo de Diseño Audiovisual. Soy consciente, pero no me iré a una esquina a llorar mi desdicha. Primero, porque no es mi estilo, y segundo, porque no es lo que se espera de mí. Si he sabido disfrutar como el que más de las vacaciones, también debo ser capaz de plantarle cara a la parte negativa. 'A las duras y a las maduras'.
-------
dgelabertpetrus@gmail.com

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.