Punto de mira

¿Me habré portado mal?

Valorar:
Visto 7 veces

Maria Solá
Este año fui más clara y concisa que nunca. Mi carta a los Reyes era más escueta que en otras ocasiones y, aún así, todo mi gozo en un pozo. Tan sólo pedía una mejor iluminación para Maó, un alumbrado público que funcionase correctamente y, cual fue mi sorpresa cuando el pasado martes, al anochecer, nada había cambiado. ¿Me habré portado mal?. Los Reyes (no los Magos sino los municipales) no han tenido en cuenta mi petición y, a pesar de disponer de la llave mágica de la ciudad, aquella que abre la puerta de todas las casas de Maó, han pasado de largo por mi portal. Así, la Costa de Ses Voltes, la parte del Cós de Gràcia más cercana a la calle Sant Manuel, la Plaça Esplanada, la Sínia Costabella o la Costa d'en Reynés, entre otros muchos puntos de la ciudad, quedarán de nuevo sumidos en la oscuridad al llegar la noche. Es evidente que el Ayuntamiento de Maó suspende en cuanto a alumbrado público se refiere y, por el momento, no parece que estén en disposición de solucionar el problema de la falta iluminación. Esta claro que, este caso, la magia no es suficiente para reconciliarse con los ciudadanos. Esperemos que el próximo año haya más suerte.  

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.