Editorial

Un explícito respaldo al sector ganadero de la Isla

Valorar:
Nunca vista

Ante la alarma que se ha activado con el anuncio de Kraft Foods de cerrar su fábrica de Maó durante el próximo año, las instituciones políticas se han movilizado con celeridad para evitar que la multinacional norteamericana ejecute su plan.

Se han efectuado unas primeras gestiones políticas, aunque el trabajo más importante consistirá en convencer a la dirección y propiedad de Kraft sobre la continuidad de la planta en Menorca. El sector agrario, sin embargo, no puede afrontar su supervivencia fiándose simplemente de unos gestos. En el actual clima de incertidumbre y desánimo, necesita apoyos concretos y efectivos. Al respecto, el Govern ha comunicado que avalará con dos millones de euros a la empresa Menorca Llet para que pueda emprender las inversiones precisas que aseguren la continuidad de la producción lechera y permita abonar un precio más elevado a las fincas proveedoras de la fábrica de COINGA. Ahora más que nunca el sector primario de la Isla tiene que sentirse respaldado con hechos. La respuesta institucional ante el problema planteado por Kraft ha sido inmediata, pero hay que garantizar la capacidad productiva del conjunto del agro menorquín.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.