Xerradetes de Trepucó

Os rogamos señor bajéis

Valorar:
Visto 2 veces

Margarita Caules Ametller
Els cants dels pastors tremolosos
avui venim tots a entonar
per tota la terra ressonin
els mots de l'angèlic cantar

Menos mal, que no vivo en una de estas casas colmena, a buen seguro mos haguessin enviat a filar estopa. No es mi intención el hablar fuerte, pero tras criticar lo que tal vez antaño critiqué, ahora soy yo la que recibe amonestaciones por parte de las mujeres d'es Talaiot de Trepucó. ¿Será verdad que me he vuelto sorda? Pues sí, algo de esto debe ser, si Agadet habla desde la cocina, no me entero ni de la mitad, viene a ser como un susurro. Y pensar que hace 4 días con tan sólo acercarse alguien por el camino, avisaba a mis compañeras, se quitaran el delantal, porque íbamos a tener visitas y no digamos como, oía el viento, que digo? hasta la brisa que movía las frágiles hojas de los rosales.

Que alguno de ustedes, no vaya a pensar que son excusas de mal pagador, ni mucho menos, la sordera la vengo acuciando, tanto si hablan de pagar como de cobrar; fue el hijo del aparcero de Son Talaiot Nou, quién me realizó la prueba sin yo estar enterada, hablándome del montón de dineros que cobraría de llegar a tocar el gordo de Navidad a mi querido diario "Menorca", con un número tan bonito como es el 62.093.

Fue como un canto celestial, oír las explicaciones del muchacho, no las escuché, pero sí una especie de sones de trompetas y violines que bajaban por la chimenea de la cocina, una voz me decía, Praxedies, Praxedies? este año millones de euros irán a parar a la Editorial Menorca, a lo que rápidamente respondí, ya era hora. Creo recordar que en los 27 años que llevo con ellos solamente devolvieron el importe de la papeleta en una o dos ocasiones y que tampoco cobré, fue invertida por lotería del día del Niño.

Fue a partir de aquel momento, que Nina, a la cual se considera una bruja de las buenas, convinimos hacer una especie de novena de las que antes tantas se llegaban hacer a lo largo del año, en los atardeceres las capillas se llenaban rezando a santos y santas, a unos para una cosa a otros para otras, por el decir de las beatas siempre se concedían. El filatero, añadió que la culpa de la caída de las prerrogativas, la tiene la televisión, al poner tantas novelas y tantos seriales, las mujeres no salen de sus casas hasta que estos no han finalizado.
 
En cierta ocasión, alguien me pidió, cómo es posible que el filatero, abandone a lo largo de la jornada tantas veces su casita del filato. La respuesta es que desde que hubo la transición, de la que todos hablan, los funcionarios se modernizaron, creando los famosos carteles. -Regreso en un momento-. Nuestro amigo, hizo lo propio, de ahí que tenga hechos varios letreros, para colgar en la puerta. Uno de ellos dice ? por favor, esperen, regreso en 10 minutos. En otro escribió: si tan sólo lleva de 5 a 15 kilos de patatas y poco más puede pasar. El más ocurrente dice así? Puede pasar y sentarse calentito junto a la chimenea regresaré en 15 minutos, el gin esta en el armario de la derecha, el dinero lo llevo encima, por favor no busque ni remueva, no sea tozudo. Si desea fumar, en el cajón de la mesa se encuentra sa pota , es paper de fumar i es mistos.

Quica me sugiere, finalice el tema de mis oídos, dándole la sensación que lo he dejado sin acabar, sólo me queda por añadir, que me conformo con lo que dice el viejo refranero siempre tan sabio, no hay mal que cien años dure. Con tal que pueda continuar conversando como hasta ahora he hecho con na vermella me doy por satisfecha.
 
Por cierto, estos días las vacas d'es lloc de sa figuera, están tristes y cabizbajas, las cosas no rutllan, sin poder salir al pastoreo, por el exceso de fango acumulado tras tanta lluvia, a buen seguro que lo del diluvio universal debió de ser una broma comparado con lo de este año. Y pensar que una mayoría culpa a Santa Bibiana, cuando no es así, viene lloviendo desde septiembre . En este preciso momento esta cayendo un chaparrón de aquellos que cantaba la canción, continuamos la labor de puesta a punto para recibir la Navidad. Lavamos las cortinas de la cocina y las de s'estudiet de darrera, una vez planchadas con un toque de almidón quedaron instaladas, como si nada hubiera sucedido. Quica vació el armario y fregó sopera, platos, copas, el juego de café... todo cuanto se encuentra en el mismo heredado de ses ties fadrines y que tan sólo usamos para estas fiestas. La casa huele a limpio, Andrea fregó con cuidado, a la antigua, de rodillas.

Si bien es cierto que poco o nada se puede hacer afuera, dentro de la casa, las labores son interminables.

Tuvimos un percance, o mejor diría yo, un pequeño susto, se rompió una de las canales y por fortuna que pudo venir mestre Bili, maestro que nos soluciona los apaños arreglando la avería, cambiando 2 o 3 tejas. Viéndose afectada una de las paredes de la despensa, hubo que rascar y volverlo a encalar. Él, que conoce muy bien el oficio, antes dio una mano con cemento blanco que a buen seguro ayudará a secarla.

Ahora, cuando el jaleo de vaciar, limpiar y volver a poner las cosas en su sitio, ya ha pasado, miramos la estancia contentas y complacidas. Cambiando el orden de según que cosas, antes colocábamos las manzanas del bon Jesús en el de arriba de todo, bajándolas en el tercero, viene a mano, mucho más práctico. En el mismo colocamos los potes de mermelada que elaboramos durante el verano. Los de tomate y pimientos en el estante superior al de las frutas, arrinconados hacia el fondo, dejando la parte delantera para las latas de pastas. Pastissests, amargos, roscos de almendra y macarrones al estilo Ciutadella, por supuesto en el mismo orden, están las de manejo diario, galletas rizadas y de Alaior, que son ideales para acompañar el primer café con leche de la mañana.

Subimos en lo alto, cachivaches que no queremos desprendernos y que a la vez fan més nosa que companyia. Maquinilla de picar carne, pasapurés, la olla de porcelana para 12, otras 2 más para hervir la leche, los moldes de hacer turrón que este 2008 ya no precisamos, las jarras de servir limonada en jornadas de fuerte calor, los peroles de cocer las berenjenas, todo ello colocado adecuadamente .
En el primero, empezando de abajo arriba, copas, bandejas, platos todos ellos de manejo, los de diario están en la cocina, los de festivos dins s'armari en vidres, mientras que estos son para domingos o festivos normales.

En el suelo, depositamos las tablas de siempre, pero ahora se encuentran barnizadas, sobre las mismas, los sacos de harina, los de almendras, botelleros de vino, el cajón de los sifones, y el agua de fer rots y nada más, quedando muy espacioso.

Se me había olvidado comentarles que el pesebre está montado, quitado el cuadro de santa Bárbara que durante 11 meses se encuentra colgado junto la chimenea y que últimamente prendíamos una larga lazada roja donde enganchábamos las postales y que parece ser, de cada vez son menos las que vamos recibiendo. Una nueva moda surgió, las llamadas por teléfono.

Debí explicar, el porqué del título, me enrollado y no lo he hecho, la próxima ya lo haré, en este preciso momento, se acerca una pareja a la que debo atender. 

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.