Editorial

Seguridad jurídica y voluntad política para la inversión de Meliá en Son Bou

Valorar:
Visto 46 veces

El ‘proyecto sostenible para Son Bou’ que el consejero delegado de Meliá Hotels, Gabriel Escarrer, y el director general del área patrimonial de la compañía, Mark Hoddinot, presentaron ayer en Cala Galdana propone la remodelación y modernización integral de los dos hoteles de Son Bou, construidos en 1973 y adquiridos en 1984 por la familia Escarrer.

La actuación, planteada en dos fases y con una inversión de 49 millones de euros permitirá aumentar la categoría de los establecimientos de 3 a 5 estrellas. Ello significa transformar el conjunto hotelero más grande de Menorca, con 1.140 plazas, hoy obsoleto, en otro modelo de negocio, con menor dependencia de los tours operadores y del todo incluido, en la línea del éxito conseguido con la reforma del Meliá Cala Galdana, antiguo Gavilanes.

Escarrer y Hoddinot expresaron su convicción de que una operación de esta envergadura solo es posible mediante la colaboración público-privada. Para ser desarrollado, este proyecto de Meliá exige seguridad jurídica y voluntad política. El Ayuntamiento de Alaior en la primera fase y el Consell insular en la segunda tienen la palabra para que sea una realidad.

ç