Editorial

Solución para los cuarteles de Es Castell, que exige definir los usos

Valorar:
Visto 67 veces

El Ayuntamiento de Es Castell, el Consell insular y el Govern balear escenificaron ayer el acuerdo para anunciar que los dos antiguos cuarteles «Conde de Cifuentes» y «Duque de Crillón», construidos en el siglo XVIII por los británicos, serán adquiridos a la Sareb y, después de su consolidación y rehabilitación, acogerán distintos usos públicos y actividades.

Una importante decisión que cierra la incertidumbre sobre el futuro de estas construcciones, que sufren un preocupante proceso de deterioro. Cabe destacar y reconocer el acuerdo entre las administraciones para la compra de estos emblemáticos cuarteles, especialmente significativa la participación del Govern y el Consell porque el municipio de Es Castell carece de recursos propios para afrontar una operación de esta naturaleza. No se comprende que, al tratarse de una compra que será financiada por las instituciones públicas, no quiera dar la cifra de la compraventa, a pesar de que ya ha quedado cerrada con el Sareb. Otra cuestión es el calendario de pagos.

Es preciso también redactar un plan que defina los usos de estos edificios así como los costes de mantenimiento y quién se hará cargo de los mismos.