Editorial

Cuatro años de gestiones para la primera planta de biomasa

Valorar:
Visto 58 veces

La empresa menorquina Excavaciones Moll promueve, y tramita, desde hace cuatro años la puesta en marcha de la primera instalación de biomasa en la Isla, para transformar en combustible los residuos generados por las masas forestales de Menorca. Hasta ahora la única alternativa a este material había consistido en la exportación a Italia, pero esta experiencia, que solo se llevó a cabo durante tres años, del 2013 al 2015, se reveló un mal negocio.

Excavaciones Moll debe concluir la adecuación de la planta de reciclaje para garantizar el triple proceso de almacenamiento, gestión y tratamiento que acabará en la producción de biomasa, destinada al consumo local. El coste de la inversión asciende a 800.000 euros.

El proyecto, cuando la factoría de biomasa se ponga en marcha, generará combustible limpio con la reutilización de materiales de origen forestal, lo que también facilitará la limpieza de las masas boscosas de Menorca. Los promotores han tenido que superar tres años y medio de trámites en el Govern y el Consell, y ahora acumulan siete meses en el Ayuntamiento de Ciutadella. Cabe pedir a las administraciones más eficacia y celeridad en las gestiones.