Editorial

Garantizar los servicios en la sanidad pública de Menorca

Valorar:
Visto 81 veces

Los médicos de Urgencias del hospital Mateu Orfila han acusado al IBSalut de querer «aniquilar» este servicio por la reducción de los facultativos, que a partir del 1 de febrero pasarán de once a nueve. En cambio, el gerente del hospital, Antoni Gómez Arbona, discrepa y sostiene que la plantilla es adecuada para atender la demanda asistencial.

El Sindicato Médico de Balears (SIMEBAL), que lidera esta protesta, ha advertido que Urgencias contará con menos personal para el turno nocturno, lo que no garantiza la atención a los usuarios, creará una situación insostenible e implicará «volver a los tiempos del hospital Verge del Toro». Los médicos han pedido la mediación de la presidenta del Consell, Maite Salord, y la recién creada Comissió de Greuges.

El nuevo Govern llegó con un paquete de medidas que tenía por objeto revertir los recortes del anterior Ejecutivo, pero no ha sido así como ocurrió con el colapso de las consultas en los centros de Atención Primaria y ahora con las Urgencias en el Mateu Orfila. Es preciso garantizar todos los servicios y las prestaciones de la sanidad pública, por lo que el IBSalut debe dar respuestas y soluciones a las demandas de los médicos.