Editorial

Responsabilidades por las deficiencias en la ampliación de Milà

Valorar:
Visto 150 veces

Mientras el equipo de gobierno del Consell dedica sus esfuerzos a la solución de los problemas detectados en la planta de Milà para restablecer el servicio, el PSOE, desde la oposición, reclama responsabilidades y exige explicaciones. Durante este mandato se han adjudicado y ejecutado, bajo la supervisión de los técnicos del Consell y del Govern unas obras que fueron proyectadas durante el anterior mandato.

La prioridad, como señala el conseller Fernando Villalonga, consiste en las obras de reparación que garanticen la impermeabilización de los terrenos de Milà y eviten posibles infiltraciones y contaminaciones.

Responsabilidades, haberlas, haylas. En primer lugar, es preciso aclarar por qué el Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos -formado por el Consell y los ocho ayuntamientos de la Isla- encargó y pagó en el pasado mandato dos proyectos para esta misma obra. También habrá que explicar por qué no fueron correctamente evaluadas las condiciones hidrogeológicas del terreno, lo que ha provocado los actuales problemas. La prudencia y el sentido común aconsejan aclarar primero todas estas cuestiones para reclamar responsabilidades.