Cartas de los lectores

Valorar:
Visto 7 veces

Precisiones del Col·legi d’Enginyers de Camins, Canals y Ports sobre la Me-1

Nota del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Baleares a la alegación de los Colegios de Ingenieros Industriales de Baleares y Colegio de Arquitectos de Menorca sobre los proyectos de mejora de la carretera Me-1 en el tramo que va desde Maó a Alaior y desde Ferreries a Ciutadella.Vista la información que aparece en su periódico, nos gustaría hacer algunas precisiones respecto a la alegación que presentan esos Colegios a los proyectos de referencia.Las rotondas partidas se están intentando eliminar de todas las carreteras con un mínimo nivel de tráfico por la enorme peligrosidad que representan. Es un hecho sobradamente conocido por quienes dedican su vida profesional a las carreteras y a su seguridad.

Para precisarlo más, están ampliamente desaconsejadas por su peligrosidad, y así lo refleja la normativa de carreteras vigente (3.1‐IC), que conocen muy bien en el ministerio que ha de financiar las obras y que, al parecer, es desconocida por los firmantes de la alegación.

Debemos añadir que, para decidir la tipología final de estos enlaces, se estudiaron en el proyecto hasta cinco tipologías diferentes de enlace y se escogió la rotonda deprimida por ser la que mejor respondía a requisitos ponderados de seguridad, coste, impacto ambiental y funcionalidad. Para este tipo de decisiones sería un error considerar únicamente uno de esos criterios. Debemos añadir que en ningún caso se ha planteado en el proyecto la posibilidad de hacer rotondas partidas, precisamente por la peligrosidad que representan.

También llaman la atención del escrito de alegación las consideraciones sobre la evolución del tráfico: se comparan los años 2007 (el de mayor auge económico) con el 2008 (inicio de la crisis) y de esos únicos datos respecto al tráfico se deduce que eso va a ser una tendencia a largo plazo. Es sorprendente que los colectivos citados rubriquen una sentencia así con estos mínimos datos.

Se dice también que las obras citadas tienen una complejidad excesiva para que puedan ser ejecutadas por empresas locales. Independientemente de que eso no debería ser una justificación que quede por encima de la seguridad o la funcionalidad de las obras, en Menorca hay empresas constructoras que están perfectamente capacitadas para construir una obra de estas características y que desde luego no necesitan que se reduzca la calidad final de las infraestructuras para poder ejecutarlas.

Finalmente, aunque sea un tema tangencial, comentan también los citados Colegios que podría reducirse la iluminación del túnel de Ferreries si Europa cambia una normativa que permitiría no iluminar túneles de menos de 100 metros. Además de esperar a la publicación de la normativa europea, habría que plantearse también cómo reducir a 100 los 250 metros que tiene el túnel de Ferreries.

Col·legi Enginyers de Camins,
canals i ports

¿Conocen los del Supremo nuestras peculiaridades del puerto de Mahón?

Martes 8 de enero de un reciente año nuevo incorporado al calendario, 2013. Acabo de leer en la portada del periódico “Menorca” (diario insular): “El Supremo ordena a los Milá desalojar La Solana” (pagina 11).Inaudito. No debería de sorprenderme. En los tiempos que corremos, nada es como era y la noticia no debería serlo, y menos sorprenderme, entre muchas cosas, por lo que significa para los hijos de esta ciudad “S’Altra Banda”. Los de mi edad lo vimos siempre tal cual. Bueno… tal cual no, ahora está mucho mejor. A la ladera norte se la ve encalada, respetando la imagen que se merece, todo limpio y pulcro, embelleciendo los patios con flores, dando una buena imagen al visitante. Esto es lo que he visto cada una de las veces que me he reunido en casa de mi querida amiga Mercedes Milá, siempre atenta en que los detalles estén acordes con el entorno.Los mahoneses deberíamos dar las gracias a los hermanos Milá por su amor hacia el entorno del puerto, de cómo lo cuidan y miman, dándolo a conocer a sus amistades, llevando el buen nombre de la Isla más allá de nuestras fronteras.

Mientras tanto muchos paisanos se van haciendo la misma pregunta a la cual no encuentran respuesta: ¿acaso los del Supremo, derribando las casetas, pretenden ofrecer lo que todos ya conocemos que sucede tras un derribo, como es la suciedad, cascotes de “peltrep” y sus derivados? Como tantas veces ha sucedido que transcurridos los años, por los siglos de los siglos continúan ahí.

Dicen los que se dan por entendidos, que el lugar es perfecto para hacerlo caminito. ¿Caminito de qué? Si jamás lo fue. Desde que el Rey Alfonso XIII lo cedió a los mariscadores, junto con el beneplácito de Marina y el Ayuntamiento, siempre fue tal cual.

Y ahí me queda la duda, como otras tantas veces me quedó de la autoridad. ¿Quién es la autoridad? Personas como usted, mí querido lector, y esta servidora. Gentes que interpretan las leyes según les conviene. Y si no, den una mirada de arriba a abajo de nuestra rada y observarán y a buen seguro me darán la razón. Entre ellas la mole que en su día se levantó al final de la urbanización de Cala Llonga, parando las obras, ofreciendo una de estas malas imágenes de las que más arriba hablaba, y nadie lo ha demolido¿?. Casetas o chalets de proporciones ¿? Pintadas de colores¿? Y nadie ha dicho nada. ¿Dónde se encontraba el Supremo?

Creo recordar que fue la semana pasada que en el mismo diario leíamos el derribo de las casetas d’Ets Alocs. Construcciones humildes de gentes humildes que aman el mar, la pesca y que no “feien cap mal a ningú”, pero los que se dan por entendidos así lo mandaron y ya se sabe, mando y ordeno, y tiradas están. Mientras en otros lugares continúan en pie. ¿Por qué será? ¿Tal vez los del Supremo “son curts de vista” y no alcanzan hasta más allá?

Y ahí queda la pregunta del año. ¿Cómo es posible que el Supremo, aún a día de hoy, no haya derribado el bunker de madera que sirve de restaurante en el llamado Pla de Fornells? Levantado a diez centímetros del mar, cuando lo suyo es dejar tantos metros de zona marítima y otros tantos de salvamento

¿Qué le sucede al lápiz del Supremo? ¿Dibuja para unos y borra para otros?

Menorquines todos. ¿De verdad vamos a permitir una vez más, “que els de fora ens facin els comptes”? ¿Qué dice de ello el Consell Insular, el Ayuntamiento, Obras de Puerto, ya que imagino que algo dirán ¿o no? Me olvidaba, ¿qué opina el señor Bauzá y el Govern en pleno?

Haciéndome la pregunta del año. ¿Se verían las cosas de la misma manera si en vez de llamarse puerto de Mahón, fuera el de Ibiza?

Así nos van las cosas en Menorca, la más desafortunada de las cinco, la desprotegida en todos los ámbitos, y para más inri, gentes que viven fuera, “tallen es bacallà”.

Margarita Caules y Ametller
Bini Repòs (Torret)

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.