Sucesos

Visto para sentencia el juicio por agresión entre dos policías en Sant Joan

Un agente local de Palma, acusado de agredir a una nacional que se interpuso ante su expareja

|

Valorar:
Visto 747 veces
preload
Los dos policías, local y nacional, este martes durante el juicio

Los dos policías, local y nacional, este martes durante el juicio

17-05-2017 | M.J.U.

Tenía una orden de alejamiento de la que había sido su pareja a una distancia inferior a 500 metros pero se encontró con ella en Ciutadella, en la víspera de Sant Joan, el 23 de junio de 2012, y acabó quebrantándola a tenor de lo que declararon los testigos citados este martes en el juicio celebrado en el Juzgado Penal de Maó. Se trata de un policía local de Palma, de 40 años, que está acusado de haber agredido a una policía nacional, también destinada en la capital balear, quien se habría interpuesto en su camino cuando él pretendía dirigirse a su expareja en Ses Voltes.

La vista oral se prolongó durante toda la mañana ante la falta de conformidad por unos hechos acaecidos hace casi 5 años.

El policía local negó haberse dirigido a la que fuera su pareja, quebrantando la orden de alejamiento, aunque admitió haberse cruzado con ella y sus amigas en la Plaza des Born. También aseguró no haber agredido a la Policía Nacional. «Vino hacia mi entre la multitud, me agarró del pecho y entre un amigo y yo la apartamos y seguí mi camino. Luego reflexioné, como soy policía, y decidí ir a la Comisaría a explicar lo sucedido» y denunciar a la policía por su presunta agresión en el pecho.

La agente de la Policía Nacional, presuntamente agredida, aportó parte de lesiones porque, dijo, la agarró por el cuello, le dobló el brazo y trató de tirarla al suelo dándole patadas. «Le vi venir de frente hacia mi amiga (su expareja) y me puse delante poniendo mis manos en su pecho para detenerlo y fue cuando me agredió», aseguró.

Antes, en la Plaza de Ses Palmeres, según testificaron otras amigas de ambas jóvenes, el policía local ya había intentado hablar con su antigua novia que seguía la batalla de las avellanas subida en un banco, sin que ella le respondiera.

La policía nacional relató que coincidió con su presunto agresor en la Comisaría de Ciutadella después de lo sucedido donde acudió para denunciarle y «estaba tan agresivo que me insultó y luego tuvieron que reducirlo entre varios agentes cuando lo bajaban al calabozo».

El abogado del policía local trató de demostrar que la lesión cervical que dijo sufrir la agredida ya la padecía con anterioridad o se la produjo posterior al incidente, y recordó que semanas antes su defendido había sido absuelto de otra denuncia en la que le acusaban tanto la policía nacional como su amiga, la expareja de él.

La fiscal, Nuria López, pide dos años de prisión al agente local por un delito de lesiones y 9 meses más por quebrantamiento de condena.


Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.