Condenan a un año y medio de cárcel a la exconcejal Antònia Salord

Eludirá la prisión debido a que es una pena menor de dos años y que sus antecedentes penales no son computables a efectos de reincidencia

|

Valorar:
Visto 1816 veces
preload
Juzgada una exconcejala menorquina por hacer desaparecer un expediente urbanístico.

Antònia Salord, en el juicio.

30-01-2017 | Teresa Ayuga

La exconcejal de Ciutadella, Antònia Salord (PP-UMe) ha sido condenada a un año y medio de cárcel por el delito de infidelidad en la custodia de documentos, según la sentencia del caso del expediente desaparecido hecha pública este lunes.

El Tribunal Popular ya dictaminó el pasado 1 de febrero la culpabilidad de Salord al constatar su intención de beneficiar a un funcionario afin. Estaba pendiente de que la juez de la Audiencia Provincial redactara la sentencia, aunque debido al delito consumado se enfrentaba a una condena de entre 1 a 4 años de cárcel. El fiscal solicitaba una pena de dos años, mientras que UPCM, como acusación particular, la elevaba a tres años. Al final serán 1,5 años. Salord eludirá la cárcel, debido a que a una pena menor de dos años y que sus antecedentes penales no son computables a efectos de reincidencia.

Asimismo la sentencia le impone cuatro años de inhabilitación especial para ocupar cargo público, una multa de 3.650 euros y el pago de las costas procesales, incluido los de la acusación particular (UPCM), personada en la causa.

La argumentación

La jueza, a partir del veredicto del jurado, declara probado que la exconcejal, en febrero de 2009, solicitó 12 expedientes originales sancionadores de disciplina urbanística, de los que unos días después devolvió 11 e «intencionadamente no devolvió» el que correspondía a un policía local con el que tenía amistad.

El 9 de marzo de 2009, Salord se reunió con el policía para hablar del expediente sancionador, fecha en la que dicho documento estaba en el despacho de la ahora condenada. El 17 de marzo de 2009, cuando pasó a ocupar ese mismo despacho Maite Salord, el expediente no estaba allí, según declaró ésta en el juicio.

La jueza recuerda en la sentencia que, según el veredicto del jurado, la exconcejal, que gestionó el área de policía entre 2003 y 2009, no respondió a un requerimiento de información sobre el paradero del expediente por parte del ayuntamiento en junio de 2010.

A consecuencia de no devolver ese expediente, la tramitación de la sanción se retrasó al menos durante varios meses.

La jueza descarta que la exconcejal dejara el expediente en su despacho cuando cesó del cargo, tanto por su voluntad de hacerlo desaparecer como porque su sucesora nunca lo vio. Añade que el expediente acabó con una sanción para el policía, «lo que explica el interés en ocultarlo».

También descarta la versión de la acusada de que pidió los expedientes para hacer una estadística, cuando no se hizo, tampoco era su competencia ni tenía conocimientos para ello.

Destaca además que no respondió a la reclamación del ayuntamiento: «La conducta posterior revela asimismo mala fe pues lejos de preocuparse no responde a la petición formal que se le realiza».

Para fijar la pena, la jueza ha tenido en cuenta que los expedientes le fueron entregados a Salord en atención a su cargo y que no hizo nada para reparar el delito cometido.

También ha destacado que Salord «ocupó los más altos cargos del Ayuntamiento, lo que le obligaba justamente a representar a su pueblo con la máxima dignidad», y también que además «benefició a una persona llamada por la ley a hacerla cumplir» como es un agente de policía.

Además ha tenido en cuenta en beneficio de la exteniente de alcalde el largo lapso de tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos en 2009 y la condena en 2017.

La jueza no fija indemnización al estimar que el perjudicado por el delito es «la sociedad en general, el buen funcionamiento de la Administración y la confianza de lso ciudadanos en la honestidad de los funcionarios y el correcto actuar de los cargos públicos», sin daño evaluable económicamente para el Ayuntamiento.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 5

mari
Hace 9 meses

Rallant en pla diuen que ses mentides tenen ses cames molt curtes i en castellà que se coge a un mentiroso/a antes que a un cojo. Es veu que açò la ex concejal tan justament comdemnada no ho sabia.

Valoración:24menosmas

Marc
Hace 9 meses

A jo no m'ha duit res de nou, com si no sabéssim tots com les gastaven els regidors primer del PP i després trànsfugues del PP aquells anys. tot es poble en rallava, lo nou es que hi hagi hagut gent amb coratge per denunciar i arribar fins baix. Açó sí que és una bona notícia.

Valoración:37menosmas

José Francisco
Hace 9 meses

María: aprecio en mucho la información que aportas sobre la estimación de la Sra. Juez: «La conducta posterior revela asimismo mala fe pues lejos de preocuparse no responde a la petición formal que se le realiza». A lo que se ve, no es lo mismo contar milongas a la ciudadanía que a los entendidos. Muy acertada la Juez y muy acertados los de UPCM.

Valoración:45menosmas

JPA
Hace 9 meses

I el PP demanarà disculpes al poble per posar a l'ajuntament a personatges que mereixien tan poca confiança que fins i tot en hi havia que tenien antecedents per furt?

Valoración:44menosmas

Maria
Hace 9 meses

En hi ha prou en llegir la notícia per veure que està tot molt clar, solicitó 12 expedientes originales sancionadores de disciplina urbanística, de los que unos días después devolvió 11 e «intencionadamente no devolvió» el que correspondía a un policía local con el que tenía amistad. La jueza descarta que la exconcejal dejara el expediente en su despacho cuando cesó del cargo, tanto por su voluntad de hacerlo desaparecer como porque su sucesora nunca lo vio. Destaca además que no respondió a la reclamación del ayuntamiento: «La conducta posterior revela asimismo mala fe pues lejos de preocuparse no responde a la petición formal que se le realiza». Idò una comdemna ben justa i una bona cura d'humilitat per a algú tan prepotent.

Valoración:35menosmas

Jaume
Hace 9 meses

Un bon resum de tot aquest assumpte a l'editorial de es Diari d'avui que val la pena llegir sencer, i entre altres coses diu: tras recoger los fundamentos de derecho el dolo y la mala fe con que actuó Antonia Salord. Los reproches penales son severos... Una sentencia que condena una actuación inadmisible en quien desempeñó las máximas responsabilidades en el Ayuntamiento de Ciutadella. Estic d'acord amb cada paraula d'aquest article.

Valoración:33menosmas

xavi
Hace 9 meses

Estic molt content de que es comenci a fer justícia i s'acabi d'una vegada per sempre amb tant embull, tanta mentida i tanta porqueria política i em sembla molt bé que als qui juguen amb el poble els jutgi un tribunal del jurat. A veure si escarmenten els corruptes i ens animem totes les persones honrades a denunciar sense por aquesta xacra.

Valoración:37menosmas

idò
Hace 9 meses

Así nos va, toca robar, que la primera vez, si se es listo...sale "gratis".

Ejemplo de país...

Valoración:20menosmas

sisco
Hace 9 meses

I aquesta que sortia s'altre dia en es diari que encara tenia sa barra de parlar de "honor" fent comèdia davant el jurat que la va comdemnar per unanimitat, avui surt a la edició en paper que té antecedents per "hurto". Venga "senyora", se'n vagi a fer comèdia i provar de prendre el pèl a la gent a una altra banda, que hi ha que veure ses peces que ens va posar dalt la sala el PP, s'única cosa bona que van fer a l'ajuntament aquesta i els del seu grupet va ser anar-se el dia que els van treure.

Valoración:42menosmas

Laura
Hace 9 meses

Pel que diu la notícia s'ha fet justícia "ha sido condenada a un año y medio de cárcel cuatro años de inhabilitación especial para ocupar cargo público, una multa de 3.650 euros y el pago de las costas procesales, incluido los de la acusación particular..." idò un bon avís per els corruptes i els qui s'enfotien des poble.

Valoración:45menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 5