El Hospital implanta un protocolo de apoyo nutricional para enfermos oncológicos

En el Mateu Orfila preteden reducir los efectos secundarios y las complicaciones de los tratamientos, facilitar el control de lo síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes

|

Valorar:
Visto 651 veces
preload

El proyecto lo promueven el doctor Gabriel Mercadal y el dietista-nutricionista asociado al servicio, Josep Lluch.

05-04-2013 | 4 Vents

El Hospital Mateu Orfila de Maó ha implantado un nuevo protocolo  de evaluación del riesgo nutricional e instauración de soporte  nutricional en pacientes oncológicos con el objetivo de reducir los  efectos secundarios y las complicaciones de los tratamientos,  facilitar el control de los síntomas y mejorar la calidad de vida de  estos pacientes, según han informado este jueves desde el Area de  Salud de Menorca.

Se trata de un proyecto de investigación que promueven Gabriel  Mercadal, Doctor en Farmacia y Nutrición y especialista en farmacia  hospitalaria, y el dietista-nutricionista asociado al servicio, Josep  Lluch, con el apoyo de todo un equipo multidisciplinar de  profesionales.

«La desnutrición es muy frecuente en los pacientes oncológicos y  está presente en el 40-80 por ciento de los casos dependiendo del  tipo de tumor, localización y estadio tumoral», ha indicado Lluch.

En esta línea, el especialista ha señalado que la malnutrición se  asocia a un aumento en el número y gravedad de las complicaciones, lo  que conlleva una mayor morbimortalidad en estos pacientes, una  disminución de la tolerancia al tratamiento oncológico y una  disminución de la calidad de vida.

«Por ello es prioritario realizar una adecuada valoración del  estado nutricional para diagnosticar los casos de malnutrición y  establecer un tratamiento correcto y, además, detectar aquellos  pacientes con un mayor riesgo de padecerla con el fin de iniciar un  tratamiento nutricional preventivo», ha añadido.

El proyecto contempla dos cribados nutricionales -el test  Malnutrition Screening Tool (MST) y el método basado en parámetros  bioquímicos, Filtro Automatizado Nutricional Baleares (Fanbal)- que  se realizan a todos los pacientes neoplásicos durante su primera  visita a los especialistas del Hospital de Día para iniciar  tratamiento con radioterapia o quimioterapia.

Una vez identificados los pacientes con riesgo de sufrir  malnutrición, se realiza una segunda prueba mediante la Valoración  Global Subjetiva Generada por el Paciente (VGS-GP) que permitirá  determinar con exactitud si el enfermo está bien nutrido o presenta  desnutrición.

En estos último caso, se ofrecen recomendaciones dietéticas  individualizadas o se procede a un abordaje nutricional más completo  que se incluye dentro del plan terapéutico específico de cada  paciente.

Estudio de 12 meses

El estudio tiene una duración de 12 meses e incluye a todas las  personas mayores de 18 años que inician tratamiento con radioterapia  o radioquimioterapia en las consultas externas de oncología médica  del Hospital Mateu Orfila.

Durante los primeros meses, se han realizado los cribados  nutricionales a un total de 44 pacientes, de los cuales 24 han dado  como resultado la posibilidad de sufrir desnutrición.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.