El Camí de Cavalls, entre la preservación y el turismo

Los ponentes de la mesa redonda celebrada en el Ateneu de Maó coinciden en rechazar la construcción de nuevas infraestructuras como alojamientos

| Maó |

Valorar:
Visto 10 veces
preload

Ponentes. Martí Sintes, de Dia Complert, Josep Maria Quintana, Luis Alejandre, Vicenç Tur, y el jefe de proyectos del OBSAM, David Carreras - Gemma Andreu

06-11-2015

Hace tan solo un año, la sala de actos del Ateneu de Máo acogió la primera reunión de Menorca[a]Debat. Por entonces, el grupo de jóvenes todavía no se había constituido como asociación y era tan solo un embrión que, con el paso del tiempo, ha ido consolidándose y aumentando su número de socios.

El mismo espacio que acogió aquel primer encuentro fue ayer el escenario del primer y multitudinario acto público del colectivo, una mesa redonda sobre el Camí de Cavalls en la que participaron el conseller de Movilidad y Proyectos, Luis Alejandre; el secretario general del PSOE, Vicenç Tur; el jefe de proyectos del Observatorio Socioambiental de Menorca (OBSAM), David Carreras; el jurista y propietario de un hotel rural, Josep Maria Quintana, y el director de la empresa de deportes de aventura Dia Complert, Martí Sintes Orfila.

Desde el punto de vista político, la principal diferencia entre los representantes de los partidos mayoritarios radicó en el nivel de responsabilidad que debe garantizar el Consell. Por un lado, el conseller Alejandre defendió la “esponsorización” de los tramos de la ruta histórica que recorre el litoral menorquín, dando entrada al sector privado que, de este modo, se “corresponsabilizaría” del mantenimiento del Camí de Cavalls.

Por su parte, Tur consideró que tanto la regulación como el control del trazado deben ser exclusivamente públicos. En esta misma línea, el secretario general de los socialistas rechazó en parte el modelo mixto de vigilancia planteada por Carreras que, sin embargo, fue una de las alternativas más aplaudidas por los internautas que participaron en el debate a través de la red twitter.

En concreto, el miembro del OBSAM propuso complementar la vigilancia del sendero con grupos de voluntarios que, especialmente durante los fines de semana o en las épocas de mayor afluencia, pudieran ofrecer información a los usuarios y velar por el buen uso del Camí de Cavalls. En este punto, el líder del PSOE precisó que el voluntariado “no puede sustituir al poder público en la preservación del camino” y, en esta línea, apostó por esta opción siempre que vaya vinculada a la responsabilidad “única y exclusiva” del Consell.

Evitar la construcción de nuevas infraestructuras alrededor del trazado fue el punto de consenso entre todos los ponentes, quienes admitieron la potencialidad turística de la ruta, pero recalcaron la necesidad de alcanzar un equilibrio adecuado entre la preservación medioambiental y la explotación.

El conseller de Movilidad aprovechó la ocasión para recordar que la cuarta fase del Camí de Cavalls prevé la creación de rutas alternativas, así como pequeñas zonas de aparcamiento y equipamientos. Alejandre aseguró que el Consell no renuncia a estas obras de acondicionamiento, a pesar de que el representante del  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Antonio Flores, no garantizó la posibilidad de financiar estos trabajos durante su visita a Menorca el pasado mes de julio.

La oferta de alojamiento fue otro de los temas de debate durante el acto, que se prolongó durante unas dos horas. El jefe de proyectos del OBSAM apostó por la adaptación de la oferta hotelera y la apertura de nuevas vías de alojamiento, siempre aprovechando infraestructuras ya existentes. En este punto, matizó que el turista plurietapa, aquel que visita Menorca con la idea concreta de recorrer el Camí de Cavalls, no es proclive a alojarse en grandes hoteles ni en hoteles rurales.

Así, planteó la posibilidad de habilitar espacios multifuncionales en explotaciones agrarias que, mientras en invierno sean cultivados, en verano puedan acoger una zona de acampada. Del mismo modo, Carreras se mostró partidario de habilitar instalaciones etnológicas y militares ya existentes como refugios meteorológicos. En este mismo punto, Sintes abogó por la ubicación de alojamientos en las poblaciones o urbanizaciones por las que discurre el Camí de Cavalls o, en su defecto, por la creación de albergues en fincas abandonadas.

En general, todos los participantes en la mesa redonda coincidieron en aplicar un modelo similar a los ya existentes en rutas del Pirineo catalán o Mallorca. “No podemos dar palos de ciego”, concluyó el representante de Dia Complert.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.