Ciutadella cumplió con los cierres de bares en Navidad

El inspector jefe de la Policía Local, Ignasi Camps, destaca la buena conducta de los locales de ocio en unas fiestas donde solo hubo un detenido por robo

| Ciutadella |

Valorar:
Nunca vista
preload

Tranquilidad. Los días festivos de la Navidad transcurrieron con normalidad y sin incidencias - Archivo

06-11-2015

La Navidad y Fin de Año en Ciutadella fueron tranquilas y, en general, con un buen comportamiento por parte de establecimientos y transeúntes arrimados a la fiesta. Si bien cabe indicar que algunos jóvenes se dejaron oír más de la cuenta en Nochebuena.

El Cuerpo de la Policía Local no ha tramitado ninguna denuncia por incumplimiento de los locales en el cierre de sus negocios. Así lo confirmó ayer el inspector jefe de la Policía Local de Ciutadella, Ignasi Camps. “Los horarios establecidos en la nueva ordenanza se han cumplido teniendo en cuenta que para los días 24 y 31 del pasado mes disponían de un decreto para poder cerrar dos horas más tarde”.

Camps destacó, no obstante, que “sí hubo bastantes quejas de residentes en el centro de la ciudad por los ruidos y gritos en la calle, un hecho que se moderó considerablemente en Nochevieja”. Al respecto, el inspector jefe apuntó que “hubo un seguimiento especial durante estos días, para controlar los cierres y los ruidos, pero lo hacemos con los agentes disponibles y en la medida que se puede”.

Tras las quejas habidas la noche del día 24, Camps explicó que se dio cuenta a los establecimientos “para que controlaran mejor a sus clientes en la entrada y salida de sus locales y vigilaran que la música no saliera al exterior, y en este sentido algunos tomaron medidas al respecto, como poner porteros en las puertas y ejercer algo más de control”.

Camps es consciente que no se puede culpar a los regentes de los establecimientos por los gritos o ruidos que se generan en la calle, competencia ésta de la autoridad, “pero sí pueden, por ejemplo, negar la entrada al local a quien no respete o moleste gritando en la calle”.

Asimismo, Camps quiso recordar que “los clientes de un bar o local de ocio no pueden sacar vasos o botellas al exterior del local, salvo que haya terraza, y éste es un tema que también vamos a controlar más. Muchos clientes salen fuera a fumar con bebidas y hablan alto o gritan y eso da pie a las molestias a los vecinos”.

En cuanto a las quejas que recibe la Jefatura de Policía por ruidos o gritos en la calle, el inspector jefe manifestó que “los agentes se personan en el lugar, pero no podemos actuar si no cogemos a los infractores ‘in situ’, si cuando llegan los agentes nadie grita o molesta no podemos tramitar la denuncia, esto es un problema, de ahí que pidamos también la colaboración de los locales en la medida de lo posible”.

Un detenido por robo

Según informó, la Policía Local solo tuvo una actuación destacable por robo. Fue la denuncia por hurto de un iPhone en un local de la zona de Es Pla. Los amigos de la víctima reconocieron al ladrón y los agentes municipales retuvieron a P.C.M. de nacionalidad extranjera y residente en Maó. Tras ser cacheado se le halló en su posesión el aparato robado y fue detenido y conducido a comisaría a las 8 de la mañana.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.