Muere apuñalado el empresario ferrerienc Joan Mascaró Florit

El industrial de 67 años fue atacado a las tres de la tarde cerca de su casa y agredido con arma blanca por un hombre natural de Ferreries, que se entregó poco después a la Guardia Civil de Es Mercadal

| | Ferreries |

Valorar:
Visto 3 veces
preload

HECHOS. Mascaró falleció en la Avenida de Son Morera, cerca de la calle Febrer i Cardona. La Policía Judicial investiga el caso, en el que ya se ha autoinculpado una persona - Cris

06-11-2015

El empresario Joan Mascaró Florit, de 67 años y ya jubilado, falleció ayer en Ferreries tras ser agredido en plena calle y a la luz del día con arma blanca. El agresor, Cristóbal Torrent Gonyalons, de 52 años y también natural de Ferreries, se entregó poco después a la Guardia Civil de Es Mercadal, confesándose autor de la agresión, según apuntan fuentes de la Benemérita.

Las mismas fuentes aseguran que el agresor esperó a Mascaró a pocos metros de su casa, en la Avenida Son Morera, frente a un puente que cruza el torrente de Son Granot. Torrent aguardaba, según la Benemérita, en su vehículo el paso del empresario, que circulaba en un ciclomotor. Al ver al empresario, Torrent le embistió con su coche.
Después, el agresor persiguió al empresario por la calle hasta el cruce de la avenida con la calle Febrer i Cardona. Allí, y siempre según fuentes de la Benemérita, el agresor atacó a Mascaró con dos armas blancas, un cuchillo y un hacha. Tras la agresión, la víctima presentaba varias heridas por arma blanca y una fuerte contusión en la cabeza, apuntan fuentes de la investigación.
Al parecer, los vecinos de la zona no se dieron cuenta de nada hasta que una señora vio el cuerpo en el suelo, según contaba un testigo. Esta mujer se acercó, y al ver que el hombre estaba vivo, corrió a avisar a otros dos vecinos para intentar reanimarlo. Otro ciudadano que pasaba por la zona también dio la alerta a una enfermera. Entre estas personas y la Policía Local intentaron reanimar al empresario, pero al llegar la ambulancia, éste ya había fallecido. Un testimonio explicaba que la mujer que vio el cuerpo también observó cómo una persona huía del lugar de los hechos, pero no logró identificarlo.

La investigación acaba de comenzar, y tanto el juez como la fiscal solamente apuntaron ayer que se están analizando todas las pruebas e indicios. La instrucción del caso corre a cargo del Juzgado número 1 de Ciutadella, y a pesar de que oficialmente se desconocen las causas que llevaron al agresor a atacar al empresario, fuentes de la Benemérita aseguran que el agresor sospechaba que el empresario mantenía una relación sentimental con quien había sido anteriormente su compañera. De hecho, estas mismas fuentes apuntan a que anteriormente a los hechos de ayer ya se habían producido otros altercados entre Mascaró y Torrent, e incluso en alguna ocasión el agresor había lanzado amenazas hacia el empresario jubilado.

El agresor, atendido

Durante toda la tarde de ayer se especuló con que podría haber una segunda persona implicada en los hechos. Fuentes de la investigación descartaron ayer esta posibilidad, apuntando que el crimen lo cometió una única persona, el hombre que se autoinculpó en el cuartel de la Guardia Civil de Es Mercadal. De hecho, el agresor tuvo que ser atendido primero en el Centre de Salut de Ferreries por una herida en la mano izquierda.

Posteriormente, y ya detenido y custodiado por la Guardia Civil, fue trasladado al Hospital Mateu Orfila, donde se le practicaron una serie de controles rutinarios en estos casos, según fuentes del IB-Salut.

Ahora, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Maó investiga los hechos, después de que ayer por la tarde ya interrogaran al autor confeso del crimen. Los hechos serán instruidos por el Juzgado número 1 de Ciutadella. Al parecer, todo apunta a que se acusará a Cristóbal Torrent de un delito de homicidio, lo que muy probablemente trasladará la resolución final del caso a Palma, a la Audiencia Provincial.

Los hechos, obviamente, conmocionaron el pueblo de Ferreries. Durante la tarde se suspendieron varios actos programados con motivo de la festividad de Sant Antoni, y fueron bastantes las personas que se acercaron al lugar de los hechos para conocer las últimas noticias sobre un suceso al que muchos vecinos no daban crédito. "Es increíble", resumía una mujer.


Lea los comentarios de los lectores en la noticia publicada ayer pulsando aquí 

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.