Las bendiciones de animales, una gran pasarela que gusta a pequeños y mayores

Desde perros a caballos pasando por peces, hurones, conejos o gatos. Esta tradición de Sant Antoni cuenta cada vez con más seguidores y ya hay quien acude para admirar a los participantes

| Maó |

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Maó. A las 10.30 horas, los vecinos se concentraban a las puertas de la parroquia de Sant Antoni para después recorrer las calles hasta Ses Moreres - Gemma Andreu

06-11-2015

La tradición de bendecir a los animales en Sant Antoni se ha convertido en todo un evento de lo más divertido, una pasarela en la que los ciudadanos pasean a sus compañeros mientras el resto observa curioso la gran diversidad de animales que hay año tras año.

Perros, gatos, caballos, burros, conejos, peces, aves, hámsters, cobayas, y hasta hurones. Todos se reunieron por la mañana frente a la parroquia de Sant Antoni para, posteriormente, recorrer Vassallo, Explanada, Sant Jordi, y Ses Moreres. Esta última calle, precisamente, había sido acondicionada con el fin de que la fauna desfilara por el centro de la vía, mientras que desde las barreras, los vecinos admiraban a los animales participantes.

“He traído a mi pez. Vengo con mis padres desde hace cinco años. Me gusta venir a la bendición de Sant Antoni porque me encantan los animales y aquí veo muchos y de todo tipo”, decía Pere, de 9 años.

“El veterinario nos dijo que era importante que nuestro perro se relacionara con otros perros para socializarse. Aquí ha jugado con varios de su mismo tamaño y quedaremos para pasearlos juntos en otras ocasiones”, comentaba la dueña de un cachorro.

Historias como ésta se han repetido en el resto de poblaciones de la Isla, donde también se han celebrado las misas pertinentes y se ha bendecido a los animales.

En Sant Lluís, por ejemplo, también se ha organizado una muestra de ejemplares autóctonos, con vacas, ovejas, caballos, o conejos, entre otros. También había un mercado de productos artesanos y se llevaron a cabo demostraciones de “paret seca”, cómo poner la herradura a un equino, y demás trabajos relacionados con el campo y la ganadería, así como un taller de juegos populares; algo a lo que también se recurrió en Fornells. La plaza de s’Algaret fue el escenario escogido para mostrar a mayores y pequeños cuáles son esos juegos que poco a poco se van perdiendo.

Ciutadella, por otro lado, contó con su habitual mercado de dátiles y naranjas en la plaza de Sant Antoni. La solemne misa del Patrón de Menorca se celebró en la Catedral y, seguidamente, tuvo lugar la ‘Processó dels Tres Tocs’.

Y, aunque la mayoría de ‘torradas’ se celebraron ayer, Es Migjorn Gran deleitó a sus vecinos con una de ellas al mediodía, con baile de fandango a cargo del grupo folklórico Aires des Migjorn.

En Ferreries hubo concurso de paellas en la plaza de España, un evento que estuvo muy concurrido.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.