Trayectoria vital /// Bartolomé Carrasco Benejam

"Ciutadella debe mirar hacia el mar y aprovechar la ventajas de Son Blanc"

El dirigente de la entidad ciutadellenca sostiene que "el boyante presente del Club Náutico, sin déficit alguno, permite encarar el futuro, sin excesivas alegrías, pero con optimismo"

|

Valorar:
Visto 6 veces
preload

06-11-2015

Con demasiada frecuencia nos olvidamos del potencial de los clubes deportivos y Entidades socio-culturales menorquinas; gracias a su esfuerzo y capacidad de trabajo son los que hacen, día a día, que en Menorca la cultura y el deporte hayan arraigado y alcanzado el grado de desarrollo propio de una urbe de dimensiones y habitantes mucho mayor que el cómputo total de nuestra isla.

Ellos, con escasos medios económicos, pero bien administrados, con apenas ayudas externas -Govern, Consell, ayuntamientos- hacen que niños y mayores puedan practicar toda clase de actividades y formar parte de una afición que goza de sus éxitos deportivos o de sus puestas en escena.

Ayer, hoy y no dudo que mañana, tales entidades y clubes seguirán siendo vitales dentro del engranaje de un pueblo culto, deportivo y con voluntad de seguir la línea de actuación de antaño, cuando el estar en activo era un valor cotizable.

Tolo Carrasco Benejam, actual presidente del Club Náutico de Ciutadella, nos adentrará en la realidad de esta veterana entidad náutica, que mira el futuro con optimismo.

En estos momentos complicadísimo para todos, ¿cuál es la situación real del Náutico?
Inmejorable, relativamente hablando porque siempre se debe aspirar a mejorar. Hecha esta puntualización, cabe decir que las perspectivas son muy buenas ya que al poder contar con un mayor número de amarras nos permite mejorar nuestra oferta y nuestra economía.

El poder contar con un mayor número de amarres es, sin duda, una gran noticia, y ello ha sido posible gracias a…
A la recuperación del Moll de la Trona, que nos permite aumentar la oferta con 27 amarres más, de los llamados amarres de tránsito, y al haber renovado, por tres años, la concesión de Cala en Busquets.

Y sin números rojos.
Efectivamente, sin la preocupación del saldo negativo, hasta el extremo de que hemos afrontado la mejora y adaptación de los puntos de amarres y otros trabajos necesarios, cuyo coste ha sido de 215.000 euros que hemos abonado sin tener que recurrir a ningún tipo de préstamo hipotecario.

Además habéis iniciado la reforma y mejora del edificio, ¿es así?
Sí. Ten en cuenta que es un edificio construido hace más de 40 años y hay que cuidarlo, reforzando pilares, forjados, pintarlo, etc., trabajos que estamos llevando a cabo y que preveo durarán todo el invierno.

Que os hicierais con el poder, tú y tu equipo, en las pasadas elecciones fue para muchos una sorpresa. ¿Lo fue también para nosotros?
Cuando te presentas a unas elecciones sabes que puedes ganar o perder, además si el oponente juega en casa, es decir, si se presenta a la reelección, todavía es más complicado, pero nosotros conseguimos presentar un equipo conjuntado y que generaba confianza y los socios, mayoritariamente, consideraron debían darlos una oportunidad y ganamos.

Ya en el meollo, ¿cómo calibraste el envite?
Que el barco era un trasatlántico, no un crucero… pero le echamos valor y comenzamos a trabajar con nuestra mayor ilusión y en esto estamos, trabajando por y para el Club.

Es admirable el comprobar que entidades o clubes como este, sin compensaciones crematísticas para quienes estáis en el puente de mando, sois capaces incluso de crear puesto de trabajo. ¿Cuántos?
Actualmente, en la llamada temporada baja, unos siete, que pasan a doce, incluso alguno más, durante el verano. Te estoy hablando de puestos de trabajo a jornada completa.

También es significativo y de alabar, que las elecciones no produjeron fractura social alguna.
Por descontado. Normalidad absoluta, sin guerra de guerrillas ni nada por el estilo porque en realidad todos trabajamos y queremos lo mejor para el Club.

I tots “anau per feina”.
Efectivamente, y con la mejor voluntad.

La Escola de Vela, ¿es municipal?
No, lo fue pero actualmente está totalmente en nuestras manos. Precisamente en el 2011 doblamos el número de inscripciones, incluso ampliando el horario, con dobles sesiones, hubo peticiones de alumnos, que no pudieron ser atendidas, quedamos colapsados.

Trabajar con ellos es hacerlo para el futuro.
Efectivamente, trabajar con los jóvenes o con los niños, en la llamada vela base, es trabajar para el futuro de la vela menorquina, en este caso para la vela ciutadellenca, de ahí que nos volquemos en ello e intentemos mejorar las prestaciones técnicas, los servicios y todas aquellas cosas necesarias para ir mejorando de día a día.

El Náutico de Ciutadella se ha caracterizado por su apuesta por la clase crucero. ¿Seguís en ello?
Sí, e incluso la hemos reforzado porque, como dices, siempre ha sido una clase puntera dentro del Club; en el Salón Náutico de Barcelona presentamos la primera regata-crucero Sitges-Ciutadella, a celebrar en la semana anterior a Sant Joan y en lo que ha inscripciones se refiere, estas van viento en popa.

¿Cuántos barcos?
En esta primera incursión cuarenta, pero nuestro deseo es ampliar dicho número, dado que actualmente disponemos de más amarres y las perspectivas son muy halagüeñas… el propio alcalde me aseguró, que si no había ningún impedimento insuperable, el Palau Saura podría acoger, para dar más realce al evento, la clausura y entrega de trofeos.

Actualmente un barco de este club participa en la travesía del Atlántico.
Sí, hace unos días, la tripulación y el barco salieron para Lanzarote desde donde tomarán la salida, concretamente desde Marina Rubicón, para iniciar la travesía. La tripulación está capitaneada por Toni Pons, acompañado por su hermano, un tripulante mallorquín y Antoni Cavaller. La regata tiene una duración de 20 días y se da la circunstancia de que nuestro barco es el más pequeños de los que participan.

Volviendo a los amarres, a estos de aquí delante, ¿cómo se guisa?
Nosotros creemos que los clubes náuticos son los más adecuados para gestionar cualquier tipo de amarres en gestión directa, y en las condiciones más convenientes para todas las partes. Los de ahí, en principio serán de gestión pública; ignoro cuál será la solución que al final se acuerde.

Me has dicho que vuestro objetivo en lo que a un amarre se refiere, es…
Rentabilizarlos, no solo económicamente sino que estén ocupados, sin restringir su uso.

Ciutadella, ¿vive de cara al mar?
Sí, es más, dada la actual situación y con la entrada en servicio del puerto de Son Blanc, la actividad náutica se ha revalorizado. Antes el puerto era un continuo ir y venir de barcos y esto perjudicaba la actividad deportiva; ahora esta situación no se da, ahora las circunstancias son otras y permite una mayor actividad que revierte en su uso.

Después de los últimos vendavales y los temores creados en el nuevo puerto, cabe preguntarse ¿el port de Son Blanc se construyó en el lugar más idóneo?
No. Ni su emplazamiento ni su amplitud son los más adecuados, como tampoco lo es el haber recortado la escollera como han demostrado las vendavales de “llebeig” y “ponent”, pero ahí está, fruto de unas decisiones más políticas que técnicas.

Ahí está, cierto, pero habrá que mejorar sus deficiencias, evitar que la “tiranya” se produzca, colocar los duques de Alba necesarios, darle la máxima seguridad.
Efectivamente, porque un puerto, cualquier puerto, puede ser cerrado, como ocurre o ha ocurrido en el puerto de Maó, pero si un barco está atracado en puerto, debe tener la máxima seguridad. Todo cuanto dices debe hacerse y no olvidar que los duques de Alba son una necesidad vital para el perfecto atraque de los cruceros.

Y sobre Menorca, ¿cuál es tu diagnóstico?
Puedes imaginártelo. Menorca no se ha sabido posicionar y entre dimes y diretes vamos con un retraso de 15 años con respeto al resto de las Balears, incluso Formentera, que ha sabido jugar sus bazas muy adecuadamente.

En ocasiones pienso que nos ha faltaba unidad, pero también sensibilidad por parte de Mallorca. ¿Lo ves así?
Mallorca nunca ha sabido conectar con la realidad de una Menorca más industrial que ella, le ha faltado o sensibilidad o voluntad para repartir el “pastel”. La viñeta de Zaca, de hace unos días en el “Menorca” no solo revela el sentir de los menorquines sino que refleja la realidad. Y ahora, con un retraso de 15 años a cuestas, resulta dificilísimo recuperar el tiempo y los recursos que se han esfumado; sin obviar que también nosotros llevamos parte de culpa en éste proceso.

Reconociendo que hoy por hoy el turismo es casi el único soporte de nuestra economía, ¿consideras que su planificación es la adecuada?
Ni mucho menos, la oferta de apartamentos está supervalorada cuando en estos momentos priman otros criterios. En ocasiones se ha quemado territorio equivocadamente, sin que su rentabilidad fuese ni la esperada ni la deseable; además no hemos sabido planificar ni adaptar nuestra oferta a la demanda.

¿Partidario de los recortes?
Aunque eran inevitables, no soy partidario de algunos de ellos. La ayuda a la exportación resultaba productiva y necesario, ahora con la actual política los industriales bisuteros y afines dejarán de acudir a las distintas ferias que se organizan a lo largo del año, irán como máximo a una y para de contar y sin contactos, y sin pedidos es imposible crear puestos de trabajo.

Ciutadella dio un importante vuelco socio-económico, sin embargo opino que debe dar un paso más. Si es así, ¿en qué dirección?
La industria tradicional de Ciutadella, calzado y bisutería, está en horas bajas, y el turismo nada entre dos aguas; por ello creo que efectivamente debería dar un paso más y darlo de cara al mar para aprovechar al máximo las enormes posibilidades que se le abren con el nuevo puerto, el de Son Blanc, sobre todo con la instalación de los duques de Alba necesarios para el atraque de cruceros.

Ahora nos toca rebobinar e ir a por sus inicios escolares. ¿Calós o Es Born?
Calós, y de allí pasé al Instituto José Mª Quadrado, en donde cursé el COU, luego llegó la mili y… a casa.

¿A casa?
Bueno, al negocio familiar. Una vez terminado el Servicio Militar me incorporé a la fábrica de mi padre y asumí la responsabilidad de la exportación y acerté de lleno, porque conseguí que el 50 por ciento de la fabricación se exportara; luego llegó el tiempo de las vacas flacas y hubo que reducir la plantilla que actualmente es de 18 operarios, reducción considerable si tenemos en cuenta que llegamos a contar con 50 operarios.

¿Te preocupa la juventud, su futuro?
Mucho, quienes tenemos a hijos pequeños, o chavalotes, el futuro nos preocupa muchísimo, sobre todo cuando ves, oyes o lees que lo tendrán mucho más difícil de lo que lo tuvimos nosotros. Doy por hecho que muchos de los jóvenes menorquines deberán hacer las maletas y buscarse otros lugares en donde vivir y trabajar, porque Menorca, si no recobra el pulso, no podrá a proporcionarles un trabajo reconfortante.

Sin embargo, ¿no crees que vivimos dentro de un clima demasiado pesimista?
Sí, y esto se debe a que el día a día lleva una carga negativa muy acentuada. Es cierto que deberíamos reaccionar y volcarnos en crear, innovar, producir, más que en lamentarnos pero es una misión casi imposible y que nos lleva a este clima de pesimismo que nos coarta y desmotiva.

¿Nos salvaremos de la quema?
Deberíamos salvarnos, pero solo es posible en base a un gran esfuerzo y a una gran motivación personal y colectiva.

A los políticos, a quienes manejan los hilos generadores de un cambio a mejor, ¿qué les pides para el 2012?
La política, desgraciadamente, se ha profesionalizado en exceso y esto es malo. Particularmente soy partidario de recortar a los legislaturas, la permanencia en ella, luego introducir aquellos cambios que hagan que ésta esté al servicio del pueblo, cercana y sensitiva con sus necesidades, por ello solo les pido honradez y que lo hagan lo mejor posible, con la mirada puesta en aquellos que más lo necesitan.

¿Carbón o turrón? ¿Qué te dejaron los Reyes?
Turrón, se ve que me porte bien…

La festividad de los Reyes sigue siendo la fiesta de la ilusión y también la de intentar mentalizar a los peques…
Cuando en tu hogar estás rodeado de gente menuda, la ilusión aflora al máximo, luego llega la hora de mentalizarlos; mi mujer y yo estamos en esta línea, la de recordarles y hacerles ver que hay muchos niños que no tienen ni un solo juguete, o que deben compartir un pequeño regalo con sus hermano; el consumismo nos ha dejado algunas lacras que deberemos erradicar para ir hacia un mundo más justo.

Paro tremendamente excesivo para un desarrollo solidario, ¿te descoloca?
Mucho, y me preocupa, sobre todo cuando ves que todavía irá aumentando.

Y en estos momentos, de dudas, temores y veladas ilusiones, ¿qué le pides a la vida?
Salud y “feina per a tots”, para que el paro se reduzca y podamos mirar el mañana con un mayor optimismo.

Ilusiona el comprobar que todos apostamos por lo mismo, será porque todos aspiramos a un mundo más justo, sensato y solidario.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.