Ciutadella y Es Castell acogen a las personas sin techo de Maó

Los transeúntes se trasladaron a un hostal y a la Casa de Acogida de Ponent el día 1, debido al cierre temporal del edificio de la calle Negres propiedad de Caritas

| Maó |

Valorar:
Visto 51 veces
preload

Denuncia. Josep Buñuel y Vicenç Tur ayer, en la sede del PSOE - Javier

06-11-2015

Un hostal de Es Castell y la Casa de Acogida de Ciutadella dan alojamiento estos días a seis personas sin hogar que se encontraban en la Casa de Acogida de Maó el 31 de diciembre de 2011y que no tenían donde dormir en los primeros días del año.

Para el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Maó se trata de un paso más en el “desmantelamiento de los servicios sociales municipales”, como denunció ayer el portavoz de la oposición, Vicenç Tur, mientras que el equipo de gobierno asegura que se trata de una situación transitoria y que el albergue para los transeúntes y ‘sin techo’ volverá a abrir sus puertas el lunes día 16.

Los socialistas recordaron que la obligación de ofrecer un alojamiento a personas con problemas está recogida en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, una normativa que en estos momentos se incumple, al ser Maó un municipio de más de 20.000 habitantes que debe ofrecer este tipo de servicios.

Tur afirmó ayer que “en comisión informativa se prometió a nuestro grupo que el día 1 de enero tendría continuidad el servicio y que sería mejor, algo que nos pareció una falta de sensibilidad hacia Caritas, que ofrecía un servicio extremadamente profesional, pero es que ahora el servicio no existe”, subrayó el portavoz socialista.

“De forma apresurada y poco profesional el día 1 se decidió alojar a unos en un hostal fuera de Maó y a otros en la casa de Ciutadella pagándoles un bonobus, no hay ningún tipo de seguimiento social de la gente con dificultades”, insistió el concejal. Tur fue más allá y aseguró que se trata de una cuestión “de una absoluta falta de voluntad para llevar adelante las política sociales” por parte del PP.

La oposición enmarcó en este contexto el cierre de otro servicio, el comedor social, que el Ayuntamiento prestaba mediante un convenio con la Iglesia Evangélica, acuerdo que ha sido rescindido por el Consistorio. Tur criticó asimismo la reducción de 40.000 euros en las subvenciones de las entidades sociales y del 60 por ciento del presupuesto para el Proyect Hombre de atención a los drogodependientes.

“Pedimos a la alcaldesa, que es también la responsable de Servicios Sociales, que ponga una solución urgente para que no se retroceda en servicios básicos”, declaró Tur, “y que dialogue con el PSOE para obtener recursos para los mismos”.

Reapertura

Las críticas socialistas fueron contestadas ayer por el gobierno municipal a través de un comunicado, en el que se anunció la reapertura de la Casa de Acogida de Maó el día 16. Según el PP, la información sobre las personas atendidas, proporcionada por Caritas, varió entre los días 16 y 22 de diciembre y, finalmente, se buscó habitación para seis personas en un hostal.

El día 9 se pactó con Ciutadella que algunos transeúntes podían alojarse allí; uno de ellos, que cobra prestación de desempleo, hasta el día 11, y otros tres hasta el día 16, fecha prevista para la reapertura de la Casa de Acogida de Maó.

Respecto al comedor social, el servicio finalizó el 31 de diciembre para abaratar costes, ya que éstos se elevaban a 1.500 euros mensuales sólo en comida; de este modo, las cinco personas que eran atendidas ahora compran comida hecha o menús mediante vales que les proporciona el Ayuntamiento.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.