La meteorología conlleva menos vino, aunque de buena calidad

La Conselleria de Agricultura informa que el año pasado la denominación Vi de la Terra Illa de Menorca produjo un 16,8 por ciento menos que en 2010

| Palma |

Valorar:
Visto 2 veces
preload

El calor y las pocas lluvias de agosto y septiembre han condicionado la producción - Archivo

06-11-2015

La escasez de lluvias y las elevadas temperaturas de los meses de agosto y septiembre han propiciado la producción el pasado año en Balears de 7.252.133 kilos de uva de “excelente calidad”, aunque ha sido menos cantidad que la campaña pasada.

Según ha informado la Conselleria de Agricultura en un comunicado, esta vendimia irá destinada a producir vinos de denominación de origen y vino de la tierra. El volumen de uva recolectado supone un 13 por ciento menos que la recogida en 2010, si bien es un 6,7 por ciento más que la media de las producciones del último quinquenio.

De las 7.252 toneladas recolectadas este año, más de la mitad, 4.449 toneladas, corresponden a uva registrada a las denominaciones de origen mallorquinas, DON Binissalem y DON Pla y Llevant. El resto, 2.802 toneladas, corresponden a la uva destinada a la producción de vino de la tierra, mayoritariamente al conocido como Vi  de la Terra de Mallorca.

La vendimia de 2011 ha sido similar a la que se obtuvo en 2006 en cuanto a cantidad de uva, e inferior a la del año pasado, cuando se registró la mayor cosecha de la última década en las Islas, con 8.338 toneladas de uva, gracias a las lluvias abundantes caídas durante la primavera y el verano.

De la uva obtenida en la vendimia del pasado año, se han elaborado en Balears un total de 46.312 hectolitros de vino, un 14,3 por ciento menos que el año pasado. Más de la mitad de esta cifra, concretamente 28.270 hectolitros, corresponden a vino registrado por la Denominación de Origen Binissalem (17.000 hl) y la Denominación de Origen Pla y Llevant (11.271 hl).

En el caso concreto del Vi de la Terra Illa de Menorca, a lo largo de 2011 se produjeron 108.452 kilogramos de uva, lo que supuso una reducción del 13,2 por ciento respecto al año anterior. Esta circunstancia se tradujo en la producción de 703,86 hectolitros de vino, un 16,8 por ciento menos que en 2010.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.