El documento prevé mejoras en el transporte aéreo y marítimo y la ampliación del servicio público

El Govern destina 560 millones al Pacto por la Competitividad

La patronal CAEB y los sindicatos UGT y CCOO respaldan el acuerdo, que tiene por objetivo potenciar la innovación para reactivar la economía de Balears

Valorar:
Nunca vista
preload

Pacto por la competitividad. El documento se firmó ayer, en el Consolat de Mar

06-11-2015

Marga Vives    Palma
El Govern balear pondrá en marcha inversiones por valor de 560 millones de euros, a través del Pacto por la Competitividad, la Ocupación y la Cohesión Social, que recoge el decálogo de acuerdos alcanzados en la Mesa de Economía y que ayer suscribieron la patronal CAEB y los sindicatos UGT y CCOO.

El presidente del Govern, Francesc Antich, y el conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Carles Manera, explicaron que con este dinero se financiarán medidas de innovación e investigación en todos los sectores, para combatir la crisis y reactivar la economía. El Ejecutivo concretará y desarrollará estos proyectos a través de las distintas consellerias. Manera afirmó que es preciso impulsar un modelo productivo en el que la tecnología, la formación y la vocación exportadora "sean valores añadidos".

El documento comprende cuatro áreas de actuación relativas a los fondos europeos; I+D+I y dinámica empresarial; transportes, infraestructuras, energía y medio ambiente, y sectores productivos.

Transporte aéreo
Además de las inversiones, el Govern, con el apoyo de los agentes sociales, se compromete a estudiar mejoras en el transporte aéreo interinsular, a promover la declaración de Servicio Público de las frecuencias de Menorca y Eivissa con Madrid y Barcelona durante los meses de invierno y a negociar con las aerolíneas para garantizar la conectividad de Balears. También se plantea como objetivo impulsar el transporte marítimo como "alternativa viable".

Entre las acciones a desarrollar figuran, además, la elaboración de un Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2009-2012, con inversiones por valor de casi 12 millones de euros, y la redacción de un Plan estratégico de Industria de Balears. El Govern también se compromete a racionalizar la presión fiscal y a aplicar las medidas tributarias adecuadas para favorecer la actividad empresarial.
El pacto determina la creación de un Comité de Coordinación de los fondos europeos, que funcionará según su propio reglamento y en el que participarán el Govern, los consells y las organizaciones empresariales y sindicales más representativas.

Francesc Antich destacó el trabajo en equipo realizado en los últimos meses "con la idea de mejorar las distintas actividades económicas y el proyecto social de la comunidad, para intentar paliar la situación de dificultad que padecemos", y subrayó el esfuerzo económico que invertirán las consellerias para que los acuerdos suscritos dispongan de presupuesto efectivo para su realización.

Pacto histórico
El conseller Manera definió este pacto con los agentes sociales de "histórico" y aseguró que "nunca antes se habían conseguido propuestas de una complejidad tan elevada, y con una concreción presupuestaria específica, entre Administración, sindicatos y empresarios". El titular de Economía del Govern garantizó que esta colaboración se mantendrá en el futuro.

El presidente de CAEB, Josep Oliver, apostó por "un nuevo modelo de relaciones laborales, que sea más flexible, recíproco y en el que los profesionales sean capaces de ajustarse a las necesidades económicas del momento". Oliver consideró que es el momento de materializar los contactos que se han producido en los últimos seis meses en el seno de la Mesa de Economía.

El secretario general de CCOO en Balears, José Benedicto, apostó por la nacionalización de bancos para hacer frente a una crisis que, en su opinión, pone de manifiesto el fracaso del modelo económico actual.

Su homólogo en UGT, Lorenzo Bravo, sugirió la incorporación del PP a este pacto y recalcó que el turismo y el mercado laboral son dos elementos esenciales para propiciar el cambio de modelo propuesto.

Contactos para concretar los proyectos estatales en 2009
El presidente del Govern informó ayer de que, junto con el conseller de Economía, ha iniciado contactos con varios ministerios con el propósito de concretar las inversiones que el Gobierno central ejecutará en Balears en 2009.

Los Presupuestos Generales del Estado asignan a las Islas un presupuesto de 420 millones de euros en esta materia. Este dinero forma parte de la inversión de 2.800 millones que prevé el Estatut d'Autonomia para los próximos siete años.

Francesc Antich explicó que también se interesará por el estadio en el que se encuentra el desarrollo y la realización de los convenios pendientes de ejecución por parte del Gobierno central, así como por la posibilidad de impulsar nuevas inversiones adicionales para proyectos de interés para Balears.

Entre las iniciativas que Madrid financiará este año figuran la remodelación de la Playa de Palma, las obras del tranvía que unirá la capital balear con el Aeropuerto y la adquisición de la finca Sa Coma en Eivissa, según indicó Antich.

Opinión
El repte és la productivitat
El gran problema de l'economia balear -i de l'espanyola i, en general, de la del món occidental- és la gran manca de productivitat, per l'impacte dels productes asiàtics. Exportam poc, és difícil vendre a fora. Els preus dels nostres serveis no són competitius. Què cal fer per millorar la competitivitat? En primer lloc, disposar d'una Educació de qualitat. A les Illes no s'han vist passes importants; enguany el pressupost d'Educació ha crescut una mica més que la inflació.

Segon: Les infraestructures. En el món actual, el que més riquesa genera són les relacions entre les persones. L'aturada de la inversió en infraestructures ha estat total. No hi ha obres projectades. No hi ha aquest nou impuls que fa falta. Val a dir que, a Menorca, sí n'hi ha un, d'exemple, amb l'ampliació del Port de Ciutadella, que millorarà la connexió amb Mallorca.

El tercer eix és la inversió privada. S'ha invertit molt en habitatge, però no en l'empresa. I aquí s'ha produït un petit moviment per part del Govern, amb el decret llei de Mesures Urgents per a l'Impuls de la Inversió , que fa pensar en un possible efecte positiu.

L'economia espanyola i la balear són més rígides que les d'altres països i, per tant, els costa més adaptar-se a aquests tres elements de productivitat. Això genera l'atur. Tanmateix hi ha un fet diferencial entre ambdues; el problema del finançament, que Balears ha de resoldre satisfactòriament. Es prenen moltes fotos, es parla de molts diners, però no sabem on són ni ens diuen a on aniran destinats. Ens hem de tornar més flexibles, i això implica reformes complicades en moltes matèries. Unes reformes que, ara per ara, ni el Govern d'Espanya ni el Govern balear no han mostrat intenció de dur a la pràctica.

Pep ignasi aguiló
Economista. Professor de la UIB

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.