El prelado, tras una breve estancia en la Isla, regresa hoy a Madrid

Sebastià Taltavull agradece en su visita el apoyo de Menorca

El obispo auxiliar electo de Barcelona afirmó ayer que asume la responsabilidad con voluntad de servicio y entrega y de comunión con la labor de Martínez Sistach

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Comparecencia en Cal Bisbe. El obispo electo, Sebastià Taltavull, ayer, con monseñor Salvador Giménez Valls y el vicario general, Rafel Portella

06-11-2015

Laura Bañón    Ciutadella
Sebastià Taltavull asumirá la ordenación episcopal, el próximo 21 de marzo, con la voluntad de servicio, entrega y disponibilidad total en su nueva responsabilidad como obispo auxiliar de Barcelona. El prelado electo aprovechó su breve estancia en la Isla tras el nombramiento para comparecer ayer ante los medios, acompañado por monseñor Salvador Giménez Valls y el vicario general, y para agradecer las muestras de cariño recibidas. El obispo administrador apostólico de Menorca y Rafel Portella expresaron la alegría de la Diócesis menorquina por el nombramiento.

Sebastià Taltavull se refirió al 1972, la fecha de su ordenación como sacerdote en la Catedral. "Desde ese día he intentado responder con la misma actitud de servicio y entrega y con el mismo tono". Aludió a los años "de dedicación a la juventud y de trabajo gratificante" como director del Santuari de la Mare de Déu del Toro y los 15 años como profesor de Religión en el IES Josep Maria Quadrado "que me ayudaron a crecer". En este sentido, agradeció a Menorca, a la Diócesis y a la familia el apoyo recibido. "Me los llevo conmigo, porque solos no somos nada".
El obispo auxiliar electo de Barcelona señaló que "he venido a servir y a entregar la vida por la causa de Jesús. Es la disponibilidad que hemos de introducir en la sociedad para que todo vaya mejor. Es la misión que tenemos los cristianos, cada uno desde su lugar".

Sebastià Taltavull avanzó la labor que deberá asumir como obispo auxiliar del cardenal arzobispo, Lluís Martínez Sistach. "El sentido de mi trabajo es estar en la penumbra. Colaborar con el arzobispo y estar a su lado, con unidad de criterios, de acción y de entrega. Será un trabajo de comunión, que es fundamental en el seno de la Iglesia".

Taltavull afirmó que al obispo titular de su nueva Diócesis "le conozco desde hace tiempo. Hemos coincidido en reuniones en Cataluña y en los Aplecs de l'Esperit". Incluso se refiere al trato mantenido con Martínez Sistach cuando fue vicario general de la Diócesis de Menorca, cuando el cardenal fue obispo de Tortosa y arzobispo de Tarragona. Como también han coincidido en la misma residencia en Madrid, cuando el arzobispo se desplazaba a la capital. "Desde el nombramiento hemos mantenido muchas conversaciones. Debo agradecerle su confianza y la plena comunicación", dijo.

Además, Taltavull asumirá el cargo de vicario general de Barcelona, lo que implicará que trabaje con los rectores de las parroquias, a través de los arciprestes, en el ámbito administrativo y pastoral. Será el responsable del área de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal en Cataluña. Reconoció que en su nombramiento "se ha valorado el hecho de ser de Menorca, y por la relación entre la Isla y Cataluña eso da facilidad de encuentro"; y recordó al obispo Joan Carrera, su antecesor en el cargo, fallecido en octubre del año pasado y con quien compartía "amistad y conexión".

Uno de los objetivos de la Archidiócesis de Barcelona es revalorizar la fe en una sociedad en crisis de valores, un reto que deberá asumir el obispo auxiliar electo. "Estamos en una sociedad que no respira en cristiano, pero es una sociedad cristiana aunque se diga laica. Si no, ¿cuántos reciben el bautismo u otros sacramentos? Hay tantas expresiones culturales que son religiosas! Nuestro trabajo es estar con Jesús, ayudar a tomar conciencia y no hacer de ello un problema. Es cuestión de ayudar a descubrir".

Añadió que desde hace dos años ha seguido el Plan pastoral de Barcelona "y ahora termina con una gran revisión. Hemos de dejar de pensar que cada uno va a su aire, tenemos el gran tesoro de ser una comunidad". En referencia a la crisis económica defendió que la Iglesia "da soluciones de actitud y de equipamiento espiritual porque la gente se encuentra sin recursos interiores". 

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.