La exposición pública de la reparcelación de la zona que será ampliada está a punto de concluir

El retraso en el Polígono acentúa la crisis económica en Ciutadella

Los empresarios aseguran que la demora de más de cuatro años en la ampliación les resta oportunidades y dificulta la superación de las dificultades coyunturales

Valorar:
Visto 4 veces
preload

AMPLIACIÓN. El Polígono Industrial de Ciutadella ganará 380.000 metros cuadrados

06-11-2015

LL.A.C.    Ciutadella
La ampliación del Polígono Industrial de Ciutadella acumula un importante retraso, y esto en los tiempos de crisis que corren no deja de ser un obstáculo más para levantar cabeza. Así lo asegura el presidente de los empresarios del polígono, Joan Salord, quien considera que "vamos tarde, muy tarde".

El empresario cifra en cuatro años el retraso acumulado en una ampliación que se inició en el año 2003 bajo la tutela del Pacte de Progrés. El crecimiento se planificó en la zona conocida como B-9, comprendida entre la carretera hacia la Ronda Norte y los actuales límites del polígono. Desde entonces, seis años con varios cambios en el sistema de desarrollo del polígono "que han convertido el terreno en un suelo carísimo que ahora está a unos precios prohibitivos, muy similares a los que se pagan por los solares en suelo urbano", asegura Salord.
Esta situación ha cambiado las perspectivas de algunos empresarios, explica Joan Salord, que tenían pensado trasladar su actividad al Polígono Industrial, o incluso ampliar instalaciones. "Antes corrían buenos tiempos, imperaba la bonanza económica y los bancos te ofrecían financiación. Era una buena ocasión para que, si hubiera habido suelo industrial disponible, algunos empresarios hubieran hecho el cambio. Ahora, la cosa es totalmente al revés, e incluso algunas naves industriales están a la venta", explica el presidente de los empresarios.

Si bien nadie se atreve a cuantificar cuánto costará un solar en el ampliado Polígono Industrial de Ciutadella, todos los implicados admiten que su precio será mucho más elevado que el de otros crecimientos recientes, con el de Maó como referente. "El retraso, y estos precios, obligarán a que los empresarios se lo piensen dos veces antes de trasladarse al Polígono, y esto nos dificultará aún más salir de esta crisis", concluye Joan Salord.

La reparcelación, ok
Si bien la ampliación del Polígono Industrial de Ciutadella acumula un importante retraso, las cosas parece que pronto llegarán a su fin. Actualmente se encuentra en exposición pública la reparcelación del sector B-9. En los próximos días finalizará este trámite, y llegará la hora de estudiar las alegaciones oportunas si las hay. A continuación, se podrá redactar el proyecto de urbanización, o lo que es lo mismo, los planos que deben configurar cómo serán las calles e infraestructuras de esta zona. Cuando este trámite también esté solucionado, podrán iniciarse las obras, y con las calles ya construidas, y con las infraestructuras necesarias en funcionamiento (entre ellas una subestación eléctrica de la compañía GESA para poder suministrar la potencia necesaria a  toda la zona), podrán construirse las primeras naves industriales en la zona. Eso pasará dentro de un tiempo que nadie se atreve a pronosticar tras los diferentes retrasos acumulados y los cambios de rumbo en cuanto al sistema de desarrollo escogido. Mientras, los empresarios esperan... y algunos desesperan.

La esperanza está depositada en el dique de Son Blanc
La entrada en funcionamiento (seguramente en 2010) del dique de Son Blanc se plantea a la vez como un reto y como una esperanza para el Polígono Industrial de Ciutadella. El reto es, para cuando la infraestructura portuaria esté lista, tener a punto el nuevo suelo industrial, infraestructuras incluidas. Si eso es así, la mayor actividad económica que supuestamente generará el dique puede repercutir positivamente en la zona industrial. Así lo cree Joan Salord, al asegurar que "hay algunos almacenes que tienen sus centrales en Maó que querrán disponer de alguna instalación también en Ciutadella, y sectores como el de frigoríficos o distribución pueden animar mucho nuestra actividad y hacer que se compren solares y se construyan naves".

El presidente del Polígono de Ciutadella admite que "Maó nos lleva mucha ventaja, pero nosotros somos emprendedores y aún nos podemos levantar".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.