Las dos formaciones aseguran que se va "por buen camino" hacia un gobierno alternativo en Ciutadella

PSOE y PSM inician los contactos para pactar un programa común

Los dos partidos mantuvieron ayer al mediodía una primera reunión, en la que no se aclaró cómo obtener la mayoría para presentar la moción de censura

Valorar:
Nunca vista
preload

NEGOCIACIÓN. Carbonero y Salord, en una imagen de archivo

06-11-2015

Ll.A.C.     Ciutadella
Las negociaciones entre PSOE y PSM en Ciutadella han comenzado ya formalmente. Ayer al mediodía representantes de los dos partidos se reunieron para intentar fraguar un acuerdo que les permita gobernar el Ayuntamiento de Ciutadella hasta 2011. Fue, según ambas formaciones, una primera toma de contacto cordial que sirvió para poner las cartas sobre la mesa y empezar a andar hacia un mismo destino después que se desdibujara el escenario de un hipotético gobierno de concentración que también incluyera a Partido Popular y Unió des Poble de Ciutadella de Menorca (UPCM).

En el encuentro de ayer se habló de programa y de organigrama. Respecto a lo primero, la socialista Pilar Carbonero y la nacionalista Maite Salord coinciden en que se consiguieron avances notables, si bien admiten que existen puntos aún por acordar. "Son temas salvables", opina Carbonero. "Se trata de matices, de temas puntuales", coincide Salord. De estos puntos nada ha trascendido por ahora, como tampoco lo ha hecho ningún apunte sobre el organigrama. Solamente un apunte: la alcaldía no será obstáculo para un acuerdo. Así lo afirman desde las dos partes, aunque ni PSOE ni PSM ofrecen más detalles. "No es un tema que se haya hablado directamente, pero tenemos la predisposición de llegar a un acuerdo sobre un asunto que generaba diferencias cuando se hablaba de un gobierno a cuatro", opina Pilar Carbonero. Maite Salord es mucho más escueta: "La alcaldía no será ningún problema", sentencia.

El de ayer fue un primer contacto entre los dos partidos al que asistieron por parte del PSOE Pilar Carbonero y el secretario de organización Andreu Bosch, y por parte del PSM Maite Salord y el diputado Eduard Riudavets. Ambas partes confirman los avances. "Todo va bien. Estamos andando el buen camino para hacer un programa de gobierno progresista", asegura Salord.

EL CÓMO YA SE VERÁ
La vía iniciada ayer por PSOE y PSM deberá seguir forjándose la próxima semana, con una nueva reunión en la que, seguramente, se tendrá que poner sobre la mesa un tema clave en esta negociación: cómo conseguir el undécimo voto para sacar adelante la moción de censura y poder aplicar ese programa y organigrama que están cerrando los dos partidos, ya que PSOE y PSM solamente suman diez concejales. Con el PP desmarcado y anunciando su abstención, la clave la tendría UPCM, con quien el PSM ha expresado sus reticencias. "Cuando tengamos el acuerdo entre PSOE y PSM cerrado llegará la segunda fase de la negociación, en la que tendremos que estudiar cómo hacer posible este programa, y analizar cuáles son las opciones", defiende Maite Salord, quien elude entrar en más detalle sobre la actitud de su formación hacia el partido de Joan Triay.

La socialista Pilar Carbonero también admite que esta es la asignatura pendiente de este posible acuerdo, si bien desde el PSOE sí se ha mostrado predisposición a formar gobierno con Joan Triay. "Hoy (por ayer) no hemos entrado a analizar cómo conseguir el undécimo voto que nos permita gobernar, es un tema que queda para la próxima reunión", explica.

Triay: "Parece que el PSM busca una respuesta negativa"
Unió des Poble de Ciutadella de Menorca (UPCM) se antoja una pieza clave en toda esta negociación para formar un gobierno alternativo en Ciutadella. No obstante, el partido de Joan Triay se mantiene a la expectativa y sorprendido por la actitud del PSM. "Tienen una forma muy curiosa de pedir el voto: insultando al PP y excluyendo a UPCM mientras nos piden un cheque en blanco. En la vida real, lo que se suele conseguir con esta actitud es una respuesta negativa, con lo cual parece que el PSM busca una respuesta negativa", asegura Triay.

Ante esta situación, el concejal y presidente del partido añade que "no sabemos hasta qué punto van en serio en estas negociaciones y hasta qué punto buscan endosar la culpa del fracaso en las negociaciones a una tercera fuerza como UPCM, cuando quien se ha sacado de la manga premisas que en política normalmente son inasumibles ha sido el PSM", asegura. Además, ante los recelos de los nacionalistas a pactar con un partido (UPCM) tan distante ideológicamente, Triay asegura que "nosotros tenemos, como mínimo, las mismas reticencias a pactar con el PSM que ellos a hacerlo con nosotros. Se trata de hacer un gobierno de gestión, no un gobierno ideológico".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.