Barceló urge a celebrar la reunión con la dirección de la multinacional "lo antes posible"

El Govern descarta participar en la posible compra de El Caserío

El Ejecutivo no emulará el modelo de Spanair en Catalunya porque sostiene que existen opciones que hacen innecesaria la introducción de recursos públicos

Valorar:
Visto una vez
preload

El Caserío. La dirección de la multinacional ha accedido a reunirse con el Govern balear

06-11-2015

Marga Vives    Palma
El Govern balear descarta participar en una hipotética compra de la fábrica de El Caserío. El Ejecutivo autonómico no emulará el modelo de Catalunya, donde la aerolínea Spanair ha sido adquirida por una sociedad mixta participada por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona y por accionariado privado, porque considera que "no es una figura que exista aquí" y porque, desde su punto de vista, "hay otras propuestas que hacen innecesaria la participación de recursos públicos en la empresa".

La portavoz del Govern, y consellera de Trabajo y Formación, Joana Barceló, señaló, sin embargo que no se descarta la concesión de ayudas, si fuera necesario en algún momento para reflotar la actividad de la planta menorquina. Tanto la Conselleria, como el Consell de Menorca y el Ayuntamiento de Maó subrayan que la situación económica de El Caserío no justifica el cierre

APOYO PÚBLICO
Barceló recalcó ayer el "gran apoyo público" con que cuentan las instituciones implicadas en la negociación con Kraft para evitar el traslado de la producción de queso fundido y destacó especialmente el apoyo de la oposición parlamentaria del PP, que se ha sumado al mandato unánime del Parlament esta semana.

La portavoz, que lleva el peso de las conversaciones por parte del Govern, afirmó que la reunión con la dirección de Kraft en Europa debe producirse "lo antes posible" aunque ayer aseguró que todavía no se ha concretado una fecha.

Joana Barceló consideró que debe "acelerarse la celebración de este encuentro" tras los acontecimientos de esta semana, en que el comité de empresa de Maó se ha retirado de la mesa negociadora y ha anunciado posibles movilizaciones.

"No se han visualizado pasos hacia adelante en este proceso y por ello es importante que Kraft se pronuncie sobre la posibilidad de vender la fábrica de Maó y dar la tranquilidad necesaria a su plantilla actual", advirtió.
Barceló insistió en que en este momento "las oportunidades que hay sobre la mesa son diversas y no se cierra ninguna puerta".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.