Las víctimas de agresión con sentencia firme

Las inmigrantes maltratadas podrán tener permiso de trabajo

Las mujeres extranjeras víctimas de violencia de género contarán con un plan de atención y prevención que incluye la reforma de la Ley de Extranjería

Valorar:
Visto 11 veces
preload

Presentación. Javier Tejero y Beatriz Rodríguez durante la presentación del plan, ayer en Maó

06-11-2015

Ángeles M. Obispo    Maó
El porcentaje mujeres inmigrantes víctimas de la violencia de género ha aumentado en la Isla de manera considerable en los últimos tres años y el incremento no deja de crecer al igual que sucede en el resto del país. Y aunque la cifra de denuncias interpuestas en Menorca se sitúa alrededor del centenar, -muy similar a las presentadas por mujeres españolas-, estos números son más más contundentes si se tiene en cuenta que la población extranjera en la Isla supone apenas el 20 por ciento de total, es decir, la proporción de inmigrantes maltratadas tiene una sobrerrepresentación respecto al peso demográfico de mujeres españolas.

Con el objetivo de minimizar, erradicar y sancionar el maltrato, el Gobierno presentó el mes pasado el Plan de Atención y Prevención de la Violencia de Genero en la Población Extranjera Inmigrante (2009-2012), el mismo que ayer fue presentado en la sede de la Dirección Insular de la Administración General del Estado en Menorca. Además de una campaña informativa y de sensibilización, el Plan contempla medidas estructurales como la reforma de la Ley de Extranjería para que las mujeres inmigrantes víctimas de maltrato con sentencia firme puedan obtener un permiso temporal de trabajo. El director insular de la Administración del Estado en Menorca, Javier Tejero, desmintió ayer la creencia de que todas las inmigrantes sin papeles que denuncian maltrato acaban siendo expulsadas. Aunque reconoció que es obligatorio abrirles un expediente para tal fin, el director insular recalcó que, actualmente, el cien por cien de las inmigrantes de la isla víctimas de violencia de género con sentencia firme, obtienen un permiso de residencia expedido por la propia delegación y en un futuro, con la reforma de la Ley de Inmigración, recibirán además un permiso de trabajo temporal. "El miedo a denunciar debe desaparecer", remarcó Tejero. "Una mujer maltratada hoy día no queda desasistida", agregó. "Las inmigrantes, como cualquier otra mujer, tienen derecho a ser protegidas", apuntó, , la responsable de la Unidad de Violencia de Género en Menorca, Beatriz Rodríguez.

Campaña
La campaña de información, formación y sensibilización estará a cargo del Ministerio de Igualad e incluye la edición de folletos en siete idiomas sobre los derechos de las víctimas y los recursos disponibles dirigidos a las mujeres extranjeras. "En Menorca hemos visto mujeres aterrorizadas, víctimas de malos tratos, que no saben donde acudir", indicó el director insular. En este sentido, Beatriz Rodríguez, recordó que la mayoría de las inmigrantes carecen de una red de apoyo social y familiar y una gran dependencia económica respecto a su agresor. Todo ello provoca en la mujer una mayor inseguridad ala hora de romper con la violencia. De hecho, según los datos facilitados ayer, en la mayoría de los casos el agresor es, en primer lugar, el cónyuge de la víctima, después el compañero sentimental y en tercer lugar el ex compañero y ex novio. Además, la media de edad de los agresores en delitos de malos tratos oscila entre los 21 y 40 años, por este motivo, el director insular insistió ayer en la necesidad de incidir en las políticas preventivas y formativas desde la escuela.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.