La cámara se suma a la acción de las instituciones en apoyo a los trabajadores de la factoría

El Parlament reivindica que 'El Caserío' se quede en Menorca

Las dos iniciativas presentadas por PP y PSOE obtuvieron el respaldo sin fisuras de todos los partidos en la primera jornada del nuevo período de sesiones

Valorar:
Visto 4 veces
preload

Lazo verde. Gascón, Ribalaiga y la nueva diputada Maria Luisa Morillas, ayer, solidarios con El Caserío

06-11-2015

Marga Vives    Palma
El Parlament reclamó ayer unánimemente el mantenimiento de la planta de El Caserío en Menorca. Las dos proposiciones no de ley impulsadas por el PP y por el PSIB-PSOE fueron aprobadas por asentimiento. Con este gesto todos los grupos políticos de la Cámara se sitúan al lado de los trabajadores y de las instituciones de Balears, en el pulso que sostienen contra Kraft, para evitar la deslocalización. Ayer, en la primera jornada del nuevo periodo de sesiones, algunos diputados lucieron el lazo verde en solidaridad con la plantilla de la factoría mahonesa.

La diputada socialista Cristina Rita defendió la viabilidad de la fábrica de Maó y afirmó que el Parlament "se tiene que involucrar porque aquí están representadas todas las fuerzas políticas y porque este problema de deslocalización puede afectar a todas las islas". En un discurso no exento de carga simbólica y sentimental -que ilustró con un fragmento de las "gloses" de "Sa crisi des sabaters de 1906", de Josep Rexart Mora-, Rita sostuvo que El Caserío "forma parte del patrimonio y de las señas de identidad de Menorca"; "no es sólo titularidad de Kraft, sino que nos representa tanto como la Naveta des Tudons o el gin Xoriguer, porque se ha sustentado con el trabajo y el esfuerzo de tres generaciones de mahoneses", subrayó.

La parlamentaria recordó los orígenes de la factoría que vio nacer el famoso "quesito" en porciones, y su profunda relación con la denominada "vía menorquina de crecimiento" -que puso los cimientos del modelo económico de la Isla- y lamentó que, desde su adquisición por parte de la multinacional, en 1992, "todo han sido incertidumbres y rumores desestabilizadores de cierre cada año".

El diputado del PP Santiago Tadeo garantizó que su partido "siempre estará al lado de las instituciones que defiendan la permanencia de la producción en Menorca" y emplazó al Govern, al Consell y al Ayuntamiento de Maó a "dar pasos decididos y con contundencia", aunque reconoció que es "desalentador" que Kraft mantenga sus planes de traslado de la producción menorquina. Los populares solicitarán comparecencias periódicas en el Parlament para dar cuenta de la evolución del proceso.

El parlamentario del Bloc-PSM Eduard Riudavets destacó que el cierre de El Caserío repercutirá sobre las empresas de transporte, que reducirán "sensiblemente el volumen de carga" y, como consecuencia, se encarecerá el precio de los productos transportados. Riudavets vaticinó un "efecto de bola de nieve" sobre la economía de Menorca y advirtió de la responsabilidad de Kraft, que "empujó al sector agrícola y al del transporte a efectuar inversiones que aún no han saldado".
Las resoluciones adoptadas por el Parlament contra los planes de la multinacional se basan en la convicción unánime de los partidos de que el cierre de la planta mahonesa se fundamenta en criterios de estrategia empresarial y no de malos resultados económicos. La diputada de Eivissa pel Canvi (ExC) en el Grupo Mixto, Marian Suárez, recordó que la fábrica incrementó un 36 por ciento su beneficio en 2006. Suárez aseguró que desde Eivissa "miran con envidia la estructura económica diversificada de Menorca".

25.000 empleos asegurados

El conseller de Economía, Carles Manera, afirmó ayer que las inversiones previstas por el Govern para 2009 mantendrán 25.000 puestos de trabajo en nuestra comunidad autónoma, que, de otra manera "estarían en peligro".

Manera respondió así a la interpelación presentada por el PP para conocer el alcance de las medidas "anticrisis" impulsadas por el Ejecutivo autonómico. El conseller volvió a defender el sector público como "palanca de crecimiento ante quienes defienden la contención del gasto público".

Por su parte el diputado del PP Francesc Fiol criticó la "situación de confusión no se sabe si deliberada" en torno a la negociación de la financiación de la Comunidad y consideró que el Govern mintió en sus previsiones económicas para elaborar los presupuestos de 2009, al basarse "en unos ingresos que no vendrán, aunque los gastos sí se producirán".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.