El comité de empresa y la dirección de la compañía se sentarán de nuevo mañana en la mesa de negociación

El Ministerio advierte a Kraft que no aceptará un ERE sin acuerdo

Los trabajadores de la planta de Maó se reúnen en Madrid con el director general de Trabajo para abordar posibles soluciones al cierre de la factoría

Valorar:
Visto 8 veces
preload

Comité. Los trabajadores volverán a reunirse mañana en Madrid

06-11-2015

Ángeles M. Obispo     Maó
El Ministerio de Trabajo ya ha advertido a la dirección de Kraft que en el caso de que decida presentar un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) sólo será aprobado por el Gobierno central en el caso de que existan razones económicas que lo justifiquen y previo acuerdo con el comité de empresa. Esta es la respuesta que el director general de Empleo del Ministerio de Trabajo, José Luis Villar, ofreció ayer a los responsables del comité de empresa tras la reunión mantenida en Madrid para abordar las posibles soluciones al cierre de la planta de Maó.

A la salida del encuentro, los trabajadores expresaron su satisfacción por la "actitud receptiva" del responsable ministerial y por su defensa de la legalidad vigente. "hemos hecho saber al Ministerio que el comité de empresa no firmará ningún ERE porque no hay razones y porque hay otras alternativas al cierre como la venta de la planta con la marca", comentó la secretaria del comité de empresa Margot Sastre. La delegada sindical también recalcó que ayer en Madrid, se constató más que nunca, la unidad de acción entre las administraciones local, autonómica y estatal en defensa de la continuidad del El Caserío. "Se ha visto claramente que no estamos solos", dijo. Y es que además de Sastre y el presidente del comité Antonio Olives, también asistieron a la reunión la consellera de Trabajo y Formación del Govern, Joana Barceló, la directora insular de Economía, Antonia Allès, el alcalde de Maó, Vicenç Tur, la secretaria general de la Federación Estatal Agroalimentaria de Comisiones Obreras, Cecilia Sanz y Antonio Conde, secretario de organización de esta federación y asesor en las reuniones del comité con la empresa.

Por su parte, Joana Barceló aseguró que el objetivo de mantener la producción de la planta de Kraft en Menorca "es posible" debido a la rentabilidad de la fábrica, en consecuencia, destacó que la propuesta de continuidad de la factoría "es viable". También insistió en que la "unida de acción" de la Administración es clara y que consiste en "no aceptar el concepto de cierre", aspecto que sugieren "todos los datos e informes económicos" recabados sobre la situación de la planta en la Isla por parte de las administraciones insulares. Barceló detalló que se han presentado documentos a la Dirección General del Ministerio de Trabajo en la que se detallan los márgenes de rentabilidad de la fábrica y la repercusión que supondría para la economía de la Isla, cuantificada en 12 millones de euros.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.