José Reyes, secretario general de UGT Menorca desde hace 22 años

"3.000 parados no cobrarán un duro, no recibirán ni subsidio ni prestaciones"

El sindicalista advierte que en los próximos meses, según datos del SOIB, un alto número de desempleados en la Isla no tendrá ningún ingreso tras agotar las ayudas y no encontrar trabajo

Valorar:
Visto 32 veces
preload

Sindicalista. José Reyes, secretario general de UGT Menorca

06-11-2015

Ángeles M. Obispo
Jose Reyes (Sevilla, 1956) secretario general de UGT Menorca desde hace más de 22 años explica que las afiliaciones al sindicato que dirige han crecido durante el último año un 35 por ciento debido a la crisis, hasta situarse en los 2.400 asociados. Reyes se muestra muy preocupado por el cariz de la situación económica, advierte que el propio SOIB ya ha reconocido que en los próximos meses 3.000 parados menorquines no percibirán ningún subsidio ni prestación por desempleo. "Lo peor es caer en el paro, porque a la larga te quedas sin prestación y acabas en la pobreza", afirma tajante. En respuesta a las críticas de CCOO defiende que la conversión de empleos fijos en fijos discontinuos que, en situaciones extremas está pactando UGT, salva empresas y niega que precarice los puestos de trabajo.
¿Veremos en la Isla más cierres de empresas en los próximos meses?
Según lo que podemos saber nosotros, de momento no. Pero en construcción tal vez. Es difícil saberlo. Suelen hacerse contratos de obra y servicio y pocos trabajadores acuden al sindicato cuando son despedidos. Lo que pasa es que en ocasiones se hacen EREs (Expedientes de Regulación) encubiertos.

La crisis es indiscriminada y está afectando a todos los sectores.
Al principio pensábamos que era la crisis del pelotazo, del ladrillo y que era una crisis financiera mundial, pero al final también está afectando a la Isla, por ejemplo, a empresas pequeñas del sector del calzado, porque en su mayoría trabajan para otras y encima éstas no pagan, como la empresa Freehand de Ciutadella. El cliente no paga y se llevará además el trabajo a Alicante. Sabemos que los trabajadores están esperando a que el empresario venda la nave para cobrar lo que se les debe. En este caso siempre ha existido buena relación entre empresa y trabajadores.

¿Cree que otras empresas del calzado se llevarán la producción fuera?
No. Hay rumores en este sentido, pero con ello se hace daño al sector. Hace 20 años pasó algo similar y UGT optó por pactar la conversión de fijos en fijos discontinuos. Entonces se tachó de barbaridad pero salvamos el sector.

¿El sindicato CCOO afirma que estas conversiones no son buenas y que a la larga precarizan el puesto de trabajo. ¿Ustedes están pactando estas medidas en bisutería?
Hemos hecho tres intentos en tres empresas que estaban al borde del cierre. Las tres empresas tienen la misma raíz. El empresario quería cerrar dos de ellas y hace unos meses comunicó a los trabajadores su intención. Hemos estado dos meses negociando. Ahora los trabajadores de esas dos naves se han trasladado a la otra como fijos discontinuos con diez meses de garantía de continuidad y con sus pagas. Y eso de que el fijo discontinuo tiene merma en el paro y la jubilación no es verdad.

¿Niega que se precarice el empleo?
Es que no hablamos de hostelería, sino de gente que trabaja todo el año y hemos examinado caso por caso y la situación de la empresa. En lugar de cerrar, con esta conversión hemos salvado más de 40 puestos de trabajo. También tenemos otro caso en una empresa de Ciutadella, Carrasco Bitoca, donde los trabajadores ya son fijos discontinuos. Se hizo de común acuerdo con la empresa y con garantías. Es una empresa con futuro. Incluso existe una cláusula según la cual cuando la empresa tenga carga de trabajo los trabajadores volverán a ser fijos. No permitiremos ninguna conversión más de fijos en fijos discontinuos en ninguna empresa mientras no se demuestre que económicamente tiene dificultades.

¿Sólo en situaciones extremas?
Sí, porque de la otra forma sería un suicidio. Además, hemos echado atrás otra propuesta de cierre de una empresa bisutera de Maó. Después de negociar un acuerdo, la abogada de la empresa nos comunicó que efectuarán despidos individuales a lo largo de esta semana. Cuando lo hagan les denunciaremos por despido improcedente porque hemos investigado y no está justificado.

¿De cuántos empleos hablamos?
La empresa tiene unos 27 trabajadores, pero ahora quieren despedir a cinco más. Anteriormente, sin que intervinieran los sindicatos, llegó a otros acuerdos y se quitó de en medio otros tantos trabajadores a través de despidos objetivos.

¿Y no cree que es un mal momento para que exista 'pique' entre sindicatos cuando debería haber unidad sindical?
Sí, pero es que la misma mañana en la que Comisiones criticó las conversiones habíamos tenido una reunión con ellos para presentar un plan contra la crisis. Yo pido la unidad sindical porque estamos en una situación muy dura.

¿De hecho hay mucha gente que no se explica por qué los sindicatos no han salido ya a la calle a protestar?
Estamos en ello. Planeamos movilizaciones para final de mes.

También los sindicatos exigen ahora la creación de comisiones de seguimiento de la aplicación de Fondo Estatal de Inversión Local, ¿es necesario?
Sí, queremos que se contraten empresas de Menorca y que los empresarios se comprometan a continuar con plantillas fijas. Pero hecha la Ley hecha la trampa. Como mínimo se pide a estas empresas que contraten a un 15 por ciento de trabajadores desempleados, pero si lo hacen, podrían despedir a otros 15 trabajadores que ya tenía contratados.

¿Por eso los empresarios advierten que no se crearán esos 5.500 puestos de trabajo de los que se habla?
Lo que queremos es que se mantengan los trabajos fijos, que se hagan más inversiones estatales y que las constructoras inviertan el dinero que han ganado durante muchos años.

El problema de la crisis es que hay gente que está agotando prestaciones y posiblemente no pueda cotizar el tiempo suficiente para tener derecho a nuevas prestaciones.
El turismo puede que se recupere pero será en unos años. El trabajador de hostelería ha pasado de trabajar los 180 días que da derecho a recibir un subsidio, a sólo trabajar dos o tres meses. Ni que decir tiene que muchos no llegarán al año de trabajo que da derecho a cuatro meses de prestación. Ya sabemos que 3.000 parados de Menorca no cobrarán un duro, no recibirán ningún subsidio ni prestación. Lo ha dicho el SOIB.

¿Y qué pasará con ellos?
Hoy día los trabajadores viven al día. Por eso en poco tiempo, cualquier trabajador que esté un año sin cobrar, se lo come el banco, se queda en la calle, y le vemos mendigar. Lo peor es caer en el paro, porque te quedas sin prestación y a la larga acabas en la pobreza.

¿Qué se puede hacer?
Alargar el subsidio por desempleo más meses. Ahora el trabajador recibe esta ayuda durante seis meses con una media de unos 500 euros mensuales. Queremos que se estudie cada caso, que se forme al trabajador y se le busque un empleo adecuado. Nosotros tenemos las aulas llenas. También hay que cambiar el modelo económico de Menorca.

¿UGT Menorca ha observado un aumento de consultas por parte de los trabajadores?
Hemos cuadruplicado las consultas laborales. De ocho diarias hemos pasado a atender una media de 40 a 50 consultas. Hemos aumentado el número de afiliados en el último año un 35 por ciento a causa de la crisis, ya somos alrededor de 2.500. Y aunque nosotros sólo asesoramos a nuestros afiliados, también estamos siendo más flexibles en las consultas solicitadas por quienes no lo son.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.