Ante la situación, el PSM se muestra dispuesto a iniciar conversaciones con el PSOE para posibilitar un gobierno progresista

El gobierno de cuatro partidos queda descartado en Ciutadella

La mesa de negociación cuatripartita se rompió ayer por el tema de la Alcaldía. El PP decide continuar en la oposición y se abre la posibilidad de un gobierno de gestión con Pilar Carbonero como alcaldesa

Valorar:
Visto 3 veces
preload

Reunión. El último encuentro a cuatro bandas tuvo lugar ayer en la sede del PSM con la ruptura de las negociaciones

06-11-2015

Laura Bañón    Ciutadella
El gobierno de los cuatro partidos de la oposición en Ciutadella queda descartado como alternativa al Grupo Mixto. La mesa de negociación para posibilitar un gobierno de concentración se rompió ayer. Las diferencias entre el PSOE y el PP por el tema de la Alcaldía hace inviable un acuerdo. El PP ha decidido continuar en la oposición, una decisión que abre las posibilidades a una posible moción de censura con Pilar Carbonero como alcaldesa, con el apoyo de PSM y UPCM.

El secretario general del PSOE de Ciutadella, Andreu Bosch, señaló que "a pesar de que inicialmente no éramos favorables a un gobierno cuatripartito, por responsabilidad política hemos puesto de nuestra parte para hacer posible esta opción con el objetivo de terminar con la situación política en el Ayuntamiento. Sin embargo, por las exigencias desproporcionadas de algún partido (en referencia al PP), el acuerdo no ha sido posible, lo que no quiere decir que haya otras alternativas de gobierno".

Por su parte, la presidenta de la Junta Local del PP, Assumpta Vinent, afirma que "se ha visto bien claro desde hace semanas que lo que pretendía el PSOE era un gobierno de izquierdas. Se han roto las negociaciones porque el PSOE quiere la Alcadía en exclusiva".

La clave de la cuestión es que no ha prosperado la propuesta del PSM de la Alcadía compartida entre todas las formaciones políticas firmantes de la moción de censura. Desde el PSOE se entiende que es actualmente la formación con un mayor número de concejales, mientras que desde el PP se ha exigido la cuota de poder en base a los 4.500 votos conseguidos en las urnas a pesar de sólo contar con una concejala. Según los nacionalistas "esta solución no ha fructificado aunque, en un último intento, el PSM ha propuesto al PP que sólo ostentara la Alcadía de manera simbólica unos pocos meses. El PP no ha aceptado la propuesta, tampoco el PSOE, que se niega a que el alcalde sea del PP ni tan siquiera simbólicamente por poco tiempo".

Desde UPCM aseguran que "desde que el tema de la Alcaldía centró las conversaciones, hemos asistido como espectadores". El presidente del partido, Joan Triay, aclara que "nosotros nunca hemos tenido ninguna aspiración a ostentar la Alcadía, ni siquiera una Tenencia de alcalde. Hemos sido el único partido que no ha hecho una cuestión de la Alcadía, ni en cuanto al fondo ni a las formas". Para UPCM "lo más lógico es que el partido con el mayor número de concejales tenga la Alcaldía". Para Triay "el cambio de postura de la presidencia local del PP, reclamando la Alcaldía, explica que no se haya alcanzado un acuerdo".

A partir de la ruptura de las negociaciones para posibilitar un gobierno de concentración en Ciutadella se abre un nuevo horizonte. Assumpta Vinent (PP) deja claro que desde su partido "continuaremos trabajando en beneficio de Ciutadella desde la oposición, porque somos un partido renovado. Es cierto que el problema político ha surgido desde el PP, pero también nosotros somos las primeras víctimas al perder la Alcaldía, 9 concejales y al quedar en la oposición".
El PSOE esgrime que "la situación estaba estancada y hemos actuado con responsabilidad para cambiar la situación política en Ciutadella".

La postura clave del PSM
El PSM afirma en un comunicado que " seguimos pensando que el gobierno de concentración era la solución viable para resolver el problema que padece el Ayuntamiento de Ciutadella: un gobierno suprapartidista que representara el 100 por cien del electorado, dónde todas las fuerzas políticas trabajaran codo a codo para superar la crisis actual". En este sentido, el PSM lamenta que "debido a la Alcaldía no haya sido posible llegar a este acuerdo". Los nacionalistas señalan que "llegando a una nueva situación de 'impasse', el PSM, coherente con su objetivo de restaurar la normalidad, se dirigirá al PSOE para hacerles saber su disponibilidad a establecer conversaciones a fin de explorar la posibilidad de conformar un gobierno progresista. El PSM mantiene la oferta de firmar una moción de censura sin entrar en el gobierno si finalmente se optara por un pacto PSOE-UPCM".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.