El Ejecutivo autonómico considera probadas las faltas del trabajador

El interventor de Maó recurrirá el cese que ayer aprobó el Govern

Manuel Velarte Pérez interpondrá un recurso contencioso administrativo contra la decisión, después que se hayan desestimado sus alegaciones

Valorar:
Visto 15 veces
preload

PLENO. El Ayuntamiento aprobó el cese con la abstención de la oposición

06-11-2015

LL.A.C.     Maó
Manuel Velarte Pérez recurrirá la decisión del Govern balear de destituirle como interventor del Ayuntamiento de Maó. Así lo aseguró ayer el propio Velarte, tras conocer que el Consell de Govern del Ejecutivo autonómico aprobó la revocación de su nombramiento, o lo que es lo mismo, que lo destituía.

Velarte eludió hacer más declaraciones que el anuncio de un recurso contencioso-administrativo, posibilidad que le deja abierta la decisión del Consell de Govern. La resolución fue propuesta por la Conselleria de Presidencia, y se basa en tres faltas disciplinarias. La primera, no hacerse cargo voluntariamente de las labores que tenía encomendadas. La segunda, incumplir las funciones esenciales inherentes al puesto de trabajo. Y la tercera, "la falta notoria de rendimiento que supone inhibición del cumplimiento de sus deberes".

La decisión del Consell de Govern llega después de que se desestimaran las alegaciones presentadas por el interventor, quien aseguraba que su cese era una respuesta a la negativa de autorizar una subida del 17 por ciento en las tasas del agua en Maó. De hecho, el interventor había denunciado sentirse perseguido y haber recibido presiones para que cambiara el sentido de sus tres informes que aseguraban que el aumento del precio del agua no estaba justificado.

Desde el Ayuntamiento de Maó esperarán a valorar la decisión definitiva del Govern balear a recibir la notificación oficial por parte del Ejecutivo autonómico. Cabe recordar que el pleno del Ayuntamiento dio el visto bueno, mediante un pleno extraordinario, a un informe no vinculante que suponía la aprobación de resolución del expediente con la misma sanción que ahora se ha impuesto al ya ex interventor de Maó: su cese.

El Ayuntamiento tomó su decisión en base al expediente instruido por un funcionario de la Dirección General de Función Pública. Este expediente se fundamentó en la documentación y copia de los expedientes afectados por la labor del interventor, en la declaración del interesado y de otros trabajadores municipales, y también en las alegaciones de Manuel Velarte Pérez.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.