Parados unidos buscan actividad

Un menorquín promueve una asociación de desempleados a través de la cual buscar trabajo, intercambiar experiencias y formación y analizar la situacion económica en busca de soluciones

Valorar:
Visto 12 veces
preload

Multitud. 5.894 menorquines son potenciales socios de la asociación de parados que promueve Fernando Olmo

06-11-2015

Ll.A.C.    Maó
Fernando tiene 51 años y, como otros 5.893 menorquines, está en el paro. Cobra una ayuda mensual de 400 euros, y ha decidido coger el toro por los cuernos y combatir su situación. Para ello se acoge a la máxima de que la unión hace la fuerza y promueve en Menorca la creación de una asociación de parados. Una iniciativa que ya funciona en otros puntos de España, y que aquí puede dar su pistoletazo de salida el 9 de febrero.

La asociación persigue varios objetivos. El primero, y fundamental, encontrar trabajo a los desempleados. "Queremos pensar en proyectos factibles, elaborarlos y presentarlos a la sociedad. En Huelva se ha hecho, y se han generado empleos", explica Fernando Olmo. En este sentido, recuerda la intervención de una parada el pasado lunes en el programa "Tengo una pregunta para usted", al que acudió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Esta mujer propuso al presidente buscar salidas a los parados con su inserción, por ejemplo, como trabajadores en los juzgados, matando así dos pájaros de un tiro: dar empleo a los desempleados, y desatascar una justicia prácticamente paralizada. "Una buena propuesta", piensa Olmo.

Pero la asociación de parados no persigue únicamente acabar con el desempleo, sino también aprender a convivir con él. Muchas veces la prestación por desempleo no alcanza para los gastos de alguien que antes tenía una nómina fija a final de mes. "Tenemos que aprender a sobrevivir con un sueldo bajo y no competitivo", explica Olmo. De hecho, se trata de exprimir al máximo cada céntimo de euro, pero también de afrontar la situación con valentía y optimismo. "El parado tiene que poder ir con la cabeza alta, no hay que darle más gravedad de la que tiene, ya que si no la situación te puede sobrepasar y derivar en problemas psicológicos", explica el promotor de la asociación de parados menorquines.

PRIMEROS FRUTOS
De momento la asociación no es más que una idea en la mente de Olmo y solamente se ha publicitado mediante carteles que instan a los parados "a juntarnos para hacer que esta situación sea lo más llevadera y a la vez aportar soluciones". No obstante, las primeras voces ya han dado algunos resultados, y el teléfono móvil de Fernando acumula ya más de 30 llamadas de interesados en la asociación. Incluso ya empiezan a concretarse algunas de las actividades que podría llevar a cabo la asociación. Así, un parado se ha ofrecido para dar clases de guitarra a otros desempleados, otro impartirá clase de fotografía, otro de cartas astrales... Incluso una empresa de seguros ha ofrecido ya su colaboración.

Son los primeros pasos de una asociación que tiene un gran potencial de asociados, pero que aún busca formalizarse y local. En este sentido, su promotor se ha dirigido ya a varios ayuntamientos, partidos políticos y asociaciones solicitando la posibilidad de compartir espacio, o incluso la cesión de algún edificio para albergar sus futuras actividades.

ANÁLISIS DIFERENTE
La realidad no se ve igual desde el ojo de alguien que cobra un buen sueldo a final de mes que desde el de aquella persona que debe superar cantidad de entrevistas de trabajo, despachos e instituciones en busca de un empleo. Así, la asociación que promueve Olmo también pretende ser un foro de debate y análisis. Cuantos más ojos analicen un problema, mejor, y si el problema es de la magnitud de la crisis actual, bienvenido sea un nuevo análisis que pueda aportar nuevas perspectivas. Ésta es la filosofía de una asociación que, no obstante, será lo que los parados quieran que sea.

Olmo lanza la idea, la propuesta, para que se sumen a ella quienes quieran. Ha tocado también la puerta de instituciones y organizaciones empresariales, pero tiene muy claro que la propuesta no es suya, ni su afán es el de colgarse medallas. El próximo día 9 la asociación puede empezar a andar en Ciutadella. Después deberá expandirse a toda la Isla, y quién sabe, dice Olmo, si algún día funcionará en toda Balears.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.